miércoles. 02.12.2020 |
El tiempo
miércoles. 02.12.2020
El tiempo

La indignación vecinal crece tras 25 días de cierre de la Rúa Calvo Sotelo

Un joven mira las ruinas de las casas que se vinieron abajo parcialmente el 1 de enero. TOÑO PARGA
Un joven mira las ruinas de las casas que se vinieron abajo parcialmente el 1 de enero. TOÑO PARGA

Los residentes en A Estación tienen este jueves una asamblea para adoptar medidas de presión "ante a pasividade do Concello" en este problema

Los vecinos del barrio de A Estación de Monforte mostraron en la mañana de este miércoles al alcalde, el socialista José Tomé, su "indignación" tras cumplirse 25 días del cierre parcial de la Rúa Calvo Sotelo. La vía fue cortada el 1 de enero tras venirse abajo tres viejos inmuebles y desde entonces se espera que se sanee la zona cuanto antes y la calle pueda reabrirse al tráfico.

Los portavoces de los residentes salieron más enfadados de lo que entraron en esa reunión que mantuvieron con el regidor local, pues este, aseguraron, "no nos dio plazo para el derribo de las casas y la reapertura de la calle. Se limitó a decirnos que no puede hacer nada", una respuesta que "no entendemos. Él es el alcalde y algo podrá hacer", subrayaron al tiempo que mostraron su "incredulidad" ante la respuesta recibida de Tomé.

En este sentido, indicaron que se limitó a decirles que si los propietarios de las casas afectadas por el derrumbe no realizan las labores de limpieza la semana que viene "el Ayuntamiento los sancionará, pero esa no es la solución", destacaron.

Los locales de la sociedad La Fraternal son los elegidos para la reunión vecinal que tendrá lugar a las siete y media de la tarde de este jueves

Consideran que padecen una situación de indefensión por parte del gobierno monfortino, por lo que este jueves, a las siete y media de la tarde, en los locales de la sociedad cultural y recreativa La Fraternal del barrio de A Estación se mantendrá una asamblea vecinal para decidir qué medidas de presión pueden adoptar para que el prolongado cierre de la Rúa Calvo Sotelo, una de las principales arterias viarias de la ciudad, se abra cuanto antes al tráfico.

DESAZÓN. Y es que el disgusto del vecindario es monumental ante el problema que se arrastra desde hace 25 días. "El Ayuntamiento no es capaz de visualizar los perjuicios que causan a los establecimientos comerciales de la zona", destacaron los vecinos.

PELIGRO. Entre las advertencias y quejas de los vecinos se encuentra la total falta de seguridad en la zona, pues, manifestaron, "las vallas colocadas en la calle para impedir el paso de vehículos no son respetadas. Los coches transitan igual".

Añadieron que es algo que también es extensivo a los viandantes, que atraviesan la zona acotada a pesar de que el Ayuntamiento ha advertido de que en caso de un desplome total de la casa que ocupa las parcelas con los números 161, 163 y 165, los cascotes podrían llegar a invadir la acera situada en el otro margen de la calle, con el consiguiente peligro.

El plazo para el derribo finalizó el pasado día 19

El alcalde de Monforte firmó el pasado día 9 un decreto, refrendado por el secretario municipal, en el que se le daba a la familia propietaria de la casa, representada por María Luisa Vázquez, un plazo de diez días para llevar a cabo las labores de demolición de los tres inmuebles que parcialmente se vinieron abajo el 1 de enero. Ese periodo se ha sobrepasado en seis días, sin que el regidor monfortino haya sido capaz de dar una respuesta al respecto y satisfactoria a los vecinos de un barrio histórico como el de A Estación.

 

La indignación vecinal crece tras 25 días de cierre de la Rúa Calvo...
Comentarios