miércoles. 20.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 20.11.2019
El tiempo

La iglesia del Cardenal se quedó pequeña para despedir a Pilar López

Personalidades asistentes al sepelio. L.A.R.
Personalidades asistentes al sepelio. L.A.R.
El Gobierno gallego acudió en pleno a los actos de sepelio ► Los monfortinos también dieron su adiós a Arcadio Vila

La iglesia del colegio del Cardenal de Monforte se quedó pequeña en la tarde de ayer para acoger a los cientos de vecinos que acudieron a la misa de funeral de Pilar López González, madre del conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde. Fue tal la afluencia que muchos tuvieron que permanecer en el exterior del templo, en la explanada de A Compañía.

Muchos vecino tuvieron que permanecer fuera del templo de los Escolapios al llenarse ya mucho antes del inicio de la misa

La familia de Pilar López, además de recibir el cariño de sus convecinos, fue confortada por la práctica totalidad del Gobierno gallego, con su amigo Alberto Núñez Feijóo, a la cabeza. Además, alcaldes de la comarca llegados de diferentes puntos de Galicia, incluso algunos que ya no ejercen como mandatarios, se desplazaron hasta Monforte para darle un abrazo a Francisco Conde y a los suyos. Tampoco faltaron diputados y senadores de diferentes fuerzas políticas, ni tampoco el presidente de la Diputación de Lugo y alcalde monfortino, José Tomé, quien mantiene una importante amistad con el viudo, César Conde, muy conocido y apreciado en toda la comarca de Lemos por tratarse de una persona muy afable que siempre destacó por ayudar a todos aquellos que reclamaban su apoyo. Es César Conde, exdirector de Caixa Galicia y responsable de la mítica autoescuela Lemos, un referente en el sur de Lugo; quien recibió como un mazazo la pérdida de su esposa.

ARCADIO VILA. Pilar López no fue la única persona conocida que falleció en Monforte y que este viernes recibió sepultura. Con ella se fue Arcadio Vila Díaz, a los 85 años de edad, un reconocido y prestigioso fotógrafo tanto en el panorama gallego como español.

Cientos de personas, después de ser incinerado en el Tanatorio Monforte, acudieron hasta la iglesia parroquial de A Estación para participar en la misa de funeral.

Natural de A Pobra do Brollón, Arcadio Vila era uno de los hombres más veteranos de Galicia en su profesión. Aprendió a hacer fotos muy joven de la mano de su padre.

Su cámara inmortalizó miles de momentos de Monforte y su empresa familiar se encargó de cubrir múltiples bodas, bautizos, comuniones, actos sociales y eventos multitudinarios en la ciudad del Cabe y en el resto de la comarca. Esta carrera profesional le hizo ganar un sinfín de premios.

Su saga continúa, pues tiene dos hijos, seis nietos y dos bisnietos, todos comprometidos con el mundo de la fotografía.

La iglesia del Cardenal se quedó pequeña para despedir a Pilar López
Comentarios