Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

Iberdrola seca otra vez el río Sil por las obras del salto de San Pedro

Bajada del cauce del río Sil. TOÑO PARGA
Bajada del cauce del río Sil. TOÑO PARGA

El cauce bajó más de cuatro metros en Pantón y los ecologistas temen por la fauna y la flora

La salud de río Sil está de nuevo comprometida por una obras de mantenimiento que ejecuta la compañía hidroeléctrica Iberdrola en la presa de San Pedro, ubicada entre los municipios de Pantón (Lugo) y Nogueira de Ramuín (Ourense). Poco antes de su desembocadura en el Miño, antes del embalse de Os Peares, el nivel del cauce ha bajado más de cuatros metros ya que Iberdrola redujo el agua de la presa al mínimo para poder ejecutar los mencionados trabajos.

Las obras cuentan con la pertinente autorización de la Condeferación Hidrográfica Miño-Sil, que además vela porque se preserve el caudal ecológico, sin embargo, la imagen que arroja el río hizo saltar las alarmas de los grupos ecologistas.

El colectivo Amigos da Terra ha presentado una denuncia ante la comisaría de aguas en la que plantea el riesgo que la situación implica para la fauna y la flora de ribera, pero también alerta de que la corriente de agua que tiene actualmente el río no es limpia y presenta un color gris "alarmante".

Los vaciados de presa por parte de la compañía hidroeléctrica son habituales casi cada verano en el río Sil

La asociación argumenta que aunque la compañía cumpla con el denominado caudal ecológico, ese caudal se fija en función de criterios hidráulicos "que nada teñen que ver coa conservación do contorno do Sil".

Iberdrola por su parte aclaró este viernes que los trabajos que está realizando son de conservación y mantenimiento en la central hidroeléctrica San Pedro I. Añadió que se prolongarán hasta finales de la semana que viene e insistió en que se está respetando el caudal ecológico. Según la empresa, un biólogo se encarga de comprobar a diario si hay afectación de la fauna del río. Ese profesional también revisa el estado del agua y por el momento las mediciones arrojan unos resultados "óptimos".

CONFEDERACIÓN. El organismo de aguas reconoció este viernes que Iberdrola comunicó la realización de los trabajos a mediados del mes de junio, pero añadió que la compañía debe mantener en todo momento el caudal ecológico circulante del río tanto aguas abajo de la presa de San Pedro (afectada por las obras) como aguas abajo de la de Santo Estevo (situada río arriba).

La Confederación explicó que tiene un sistema automático de control de caudales que vigila en tiempo real el nivel de las presas. una vez consultados esos datos, "non hai constancia de incrumprimentos de caudais circulantes", pero advierte que si en algún momento se detectase una anomalía se abrirían las pertinentes diligencias y podrían dar pie a un expediente sancionador.

Los vaciados de presa por parte de la compañía hidroeléctrica son habituales casi cada verano en el río Sil y esa libertad de la compañía para regular el caudal según sus necesidades también es criticada por los ecologistas.

Iberdrola seca otra vez el río Sil por las obras del salto de San...