miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

La hostelería de Escairón sufre una oleada de robos de madrugada

El café Moderno fue uno de los bares asaltados. M. PIÑEIRO
El café Moderno fue uno de los bares asaltados. M. PIÑEIRO
Los ladrones cogieron dinero de las cajas registradoras y las máquinas tragaperras

Varios establecimientos hosteleros de Escairón han sufrido robos de madrugada en la última semana. En algunos, los ladrones entraron en más de una ocasión. Los últimos asaltos ocurrieron en la noche del jueves al viernes en el café Moderno y el bar O Noso Lar.

"Entraron dos veces en una semana. La primera vez rompieron el bombín de la puerta para acceder y la última reventaron la verja", apuntaron en el Café Moderno. Sus propietarios ya han puesto los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

A escasos metros se ubica O Noso Lar, donde el método empleado fue exactamente el mismo. "Forzaron a porta principal e vai haber que cambiala. Agora mesmo vou ao cuartel a poñer a denuncia", indicó una de las personas responsables del local, en el momento de ser cuestionada por lo ocurrido unas horas antes.

En ambos casos, los asaltantes se cebaron con la máquina tragaperras. En el café Moderno también sustrajeron dinero de la caja registradora, que según añadieron los hosteleros apareció horas más tarde tirada en algún punto de Chantada. La alarma no sonó.

"No sabemos cuánto dinero se llevaron la última vez, pero la semana pasada sí lograron un buen puñado", relataron en el Moderno. Si uno arranca en línea recta desde este bar, ubicado en el cruce de la Avenida de Buenos Aires con la Rúa Ramón y Cajal, se encontrará a escasos metros con O Noso Lar, en la Praza Maior, y al final de la calle con el Indalo, ya en la Praza de España.

Este último establecimiento sufrió otro robo de madrugada con el mismo 'modus operandi'. "Entraron y fueron a por la caja registradora y la tragaperras, además de destrozar la puerta", explicó el dueño del Indalo, de donde los ladrones se llevaron 3.000 euros.

Esta forma de proceder es típica de los amigos de lo ajeno cuando acceden durante la noche a locales de hostelería. Ha pasado en Escairón estos días, pero de forma reciente lo sufrieron en Chantada o Monforte. Una vez dañada la puerta de entrada, las cajas registradoras o las tragaperras son sus objetivos habituales, al igual que otras veces las máquinas de apuestas o las expendedoras de tabaco.

COCHE ROBADO. Todo apunta a que los autores de los asaltos de Escairón son los mismos que robaron un Seat León en Monforte hace días. La dueña del coche denunció su pérdida en Instagram.

A las pocas horas de los primeros robos en Escairón, la Guardia Civil encontró el vehículo en Chantada, al igual que la caja registradora del café Moderno.

La hostelería de Escairón sufre una oleada de robos de madrugada
Comentarios