El hombre alcanzado por un cable de la vía en Sober se encuentra en estado crítico

En el lugar se hallaron, cerca del hombre, ingresado en la Uci, herramientas cortantes
El herido en Sober, en la ambulancia. EP
photo_camera El herido en Sober, en la ambulancia. EP

Un hombre fue ingresado en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos (Uci) del hospital universitario Lucus Augusti (Hula) de Lugo al ser alcanzado la noche del pasado domingo por un cable de la catenaria en Sober, entre Canaval y Rosende.

Fuentes consultadas por este diario señalaron que la víctima, cuyo nombre y primer apellido se corresponden con las iniciales J.A., presenta múltiples y graves fracturas en diferentes partes del cuerpo a causa del brutal impacto producido al soltarse el cable, sometido a una fuerte tensión.

Los hechos están siendo investigados. Según trascendió, el equipo movilizado encontró en el lugar, cerca del hombre, algunas herramientas y utensilios cortantes. En los alrededores de esta zona, en pleno trayecto Monforte-Ourense, se han perpetrado en los últimos años varios robos de cobre, que también son habituales en otros puntos de la provincia atravesados por líneas ferroviarias.

Desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) comunicaron que el suceso no tuvo trascendencias para el tráfico de trenes. La circulación por el tramo en cuestión está cortada por obras para mejorar la electrificación de la vía, que sí se ven afectadas.

El rescate del hombre resultó muy complicado, pues se hallaba en un área a la que no es posible acceder con una ambulancia. Fueron los bomberos del parque de Monforte quienes se desplazaron a pie con una camilla hasta el punto concreto donde se hallaba el herido, situado a más de un kilómetro de distancia de la estación de Canaval. Luego lo portaron hasta el lugar donde esperaba el equipo sanitario.

El traslado se completó en una ambulancia del 061 después de dos horas de dispositivo, en el que también colaboraron la Guardia Civil y la agrupación soberesa de voluntarios de Protección Civil. En un principio, el implicado fue atendido en el hospital comarcal monfortino, pero las heridas y lesiones que presentaba eran de tal severidad que se requirió finalmente su ingreso en el Hula.

Respecto a los daños materiales, fuentes de Adif precisaron que todavía están pendientes de valoración, aunque hablan de "perjuicio importante".

Y es que, además del valor del material dañado (perteneciente en su totalidad a Adif) y su reposición, hay que tener en cuenta la paralización de las obras que se estaban ejecutando. Las actuaciones llevaron a la contratación de numerosa maquinaria y los operarios han tenido que suspender toda su actividad.