sábado. 28.05.2022 |
El tiempo
sábado. 28.05.2022
El tiempo

El heredero sorpresa de Chantada

José Areán, en el interior de su explotación, en el lugar de Barrio. MIGUEL PIÑEIRO
José Areán, en el interior de su explotación, en el lugar de Barrio. MIGUEL PIÑEIRO
Un peluquero de Miami que no tenía descendencia falleció sin dejar testamento y parte de su patrimonio ha sido para un primo paterno lejano, José Areán, ganadero y vecino de Muradelle

Imaginen que un día están tranquilamente en su casa y alguien les comunica que han heredado de un familiar lejano y sin hijos, residente a muchos kilómetros y al que apenas conocen un patrimonio cercano al medio millón de euros. Seguramente, lo primero que se les venga a la cabeza es una broma de mal gusto o un intento de estafa. Así empieza la historia de José Areán.

Este ganadero residente en la parroquia chantadesa de Muradelle recibió un día la noticia de que un primo lejano suyo había fallecido en los Estados Unidos, dejándole una importante herencia. Se la dio un recién estrenado programa televisivo de La Sexta, Cazaherederos, presentado por el periodista Jalis de la Serna.

En Miami vivía un peluquero nacido en Argentina con el mismo apellido que José. Antonio Areán era primo hermano de su padre, no tenía hijos y estaba divorciado, aunque en el final de su vida era pareja de otro hombre. Falleció por covid-19 a los 69 años y su patrimonio quedó en un limbo, pues no dejó testamento. A partir de ahí empezó una carrera de fondo para dar con los herederos.

DE MIAMI A BARRIO. "Ao parecer, nos Estados Unidos hai que localizar a rama materna e a paterna da familia para poder herdar, pois do contrario xorden dificultades", explica José Areán.

La familia que Antonio Areán conservaba en Argentina, por parte de su madre, reclamaba su mitad de la herencia, pero desde Estados Unidos no facilitaban el proceso sin saber de los descendientes más próximos pertenecientes al lado paterno. Ahí comenzó la tarea del equipo de Cazaherederos, que acabó dando con los parientes de Antonio en un lugar llamado Barrio, donde José Areán vive con su familia.

De la misma Muradelle se marcharon hace muchos años los padres —él de Barrio y ella de Uriz— de Antonio Areán. Y en esa parroquia mantenía el peluquero de Miami sus raíces gallegas, representadas en José y los suyos.

Teniendo el cuenta el cambio de dólares a euros y algunos trámites más, la cantidad total que percibirán ronda los 200.000 euros. Muy poco es en efectivo. La mayoría del patrimonio de Antonio es un edificio de alto valor en pleno Miami.

El heredero sorpresa de Chantada
Comentarios