lunes. 17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo

El gobierno monfortino rechaza asumir la gestión de la piscina

Protesta de los trabajadores de la piscina a principios de mes por el impago de sus sueldos. M. PIÑEIRO
Protesta de los trabajadores de la piscina a principios de mes por el impago de sus sueldos. M. PIÑEIRO
PP y Esperta pedían que se municipalizase el servicio por la crisis de gestión que padece ► El alcalde habló de un secuestro temporal de la concesión mientras no sale a concurso

El gobierno municipal monfortino, en manos del PSOE, ha rechazado la posibilidad de asumir la gestión directa de los servicios que se prestan en la piscina climatizada de A Pinguela, tal y como pedían tanto el Partido Popular como Esperta Monforte a raíz de la crisis que padece la empresa concesionaria, que adeuda dos mensualidades a sus trabajadores.

El alcalde, José Tomé, señaló que tiene otros planes para las instalaciones. Uno de ellos ya está en marcha y consiste en la elaboración de una auditoria para saber cómo se encuentran cada una de las secciones que componen el complejo. Eso servirá para solucionar, si es el caso, los problemas que se detecten, según destacó.

De esa labor se encargará una empresa externa especializada, indicó Tomé, que también asumirá la elaboración de un borrador con las cláusulas técnicas para sacar a concurso anticipado la concesión. Esta finaliza en el mes de marzo del próximo año.

INFORMES. El gobierno local ya dispone de algún informe de los servicios administrativos y jurídicos del Ayuntamiento, que consideran más factible un secuestro de la concesión por incurrir en incumplimientos del contrato -como el impago a los empleados- que su rescisión, al tratarse de un procedimiento que se prolongaría demasiado en el tiempo.

Tomé mantuvo algún rifirrafe dialéctico tanto con la portavoz popular, Katy Varela, como con la de Esperta, Maribel García

De todas las maneras, José Tomé y parte de su equipo se reúne este miércoles con el responsable de la empresa adjudicataria y una asesora jurídica para saber qué alegan estos para justificar los impagos salariales a la plantilla, formada por 16 personas.

La documentación que aporten será clave para el futuro del servicio. Si se cumplen los requisitos necesarios para llevar adelante el secuestro de la concesión, Tomé aseguró que la empresa pública Tragsa se hará cargo de la piscina climatizada hasta que se tramite un nuevo concurso de adjudicación y este quede resuelto.

Asimismo, tranquilizó a los trabajadores diciendo que garantizará sus empleos, ya que exigirá su subrogación con las mismas condiciones de las que disfrutan actualmente.

Todas estas explicaciones fueron dadas por José Tomé en el pleno de la corporación municipal que se celebró en la noche del lunes, durante el debate de dos mociones, una del PP y otra de Esperta Monforte, exigiendo la rescisión del contrato y que el servicio se municipalizase.

Ninguna de las propuestas salió adelante, pues los 11 votos del PSOE de los 17 que conforman el pleno fueron más que suficientes para rechazar tales pretensiones de la oposición.

Tomé mantuvo algún rifirrafe dialéctico tanto con la portavoz popular, Katy Varela, como con la de Esperta, Maribel García.

El gobierno monfortino rechaza asumir la gestión de la piscina
Comentarios