¿Un geoparque es un gin tonic?

El gerente del GDR Ribeira Sacra , Martín Alemparte, compara Montañas do Courel con un combinado de elementos que se mezclan gracias a la implicación de la población de la zona
                      Alemparte (primero por la derecha), ayer durante la reunión.
photo_camera Alemparte (primero por la derecha), durante la reunión. EP

"Las comparaciones son odiosas, pero para mí el geoparque es un combinado, un gin tonic, por ejemplo". De esta forma comenzó el gerente del GDR Ribeira Sacra - Courel, Martín Alemparte, su intervención en la reunión que la Comisión de Patrimonio Geológico de la Sociedad Geológica de España (SGE) celebra esta semana en Quiroga.

Alemparte recurrió a este ingenioso símil para explicar a los asistentes, unos 60 expertos en patrimonio geológico llegados de diferentes comunidades y de Portugal, el funcionamiento y modelo de desarrollo del geoparque de la Unesco Montañas do Courel. Un modelo que «no es ni mejor ni peor que otros, pero es el que consideramos más adecuado, el que nos ha traído hasta aquí y con el que continuamos", dijo.

El gin tonic descrito por el gerente del GDR surge, como toda copa, de una botella, un hilo conductor que en el geoparque que conforman los municipios de Quiroga, Ribas de Sil y O Courel desde el 2019 sería el importante patrimonio geológico que atesora.

A partir de ahí, es necesario un aderezo y, con los ingredientes ya listos, hacen falta "personas que agiten la mezcla" para obtener el combinado perfecto. No en vano, desde el geoparque siempre se ha insistido en el papel determinante que juega la población local.

Tanto es así, que este proyecto conjunto, que "no entiende de fronteras municipales", no emergió "de científicos o de universidades, sino que surgió en el territorio y, siguiendo la filosofía del plan Leader, fue de abajo hacia arriba", apuntó Alemparte.

El también coordinador de Montañas do Courel destacó, al igual que lo hicieron la semana pasada los evaluadores de la Unesco que visitaron la comarca, la implicación de los vecinos, "que están totalmente identificados con un geoparque cuyo valor principal son las personas".

LAS CLAVES. La comarca camina en la misma dirección con cinco líneas de trabajo principales: el desarrollo turístico, la investigación, la geoconservación, el trabajo en red y el ámbito educativo.

En este último apartado, Alemparte resaltó la reunión anual de los Xeopícaros, el alumnado de los centros educativos de los tres municipio, y la alegría que siente "al ver que aquí hay futuro".

La principal limitación del geoparque reside en la dificultad para acceder a financiación, por lo que los ayuntamientos, junto a promotores privados que recibieron ayudas del GDR, han llevado en los últimos cuatro años "el grueso de las inversiones", que, según Alemparte, superan los cuatro millones de euros.

Comentarios