La Festa da Pisa do Courel reivindica en su 24ª edición una tradición en desuso

Cientos de personas estuvieron en el festejo celebrado frente a un sequeiro que Fonte do Milagro rehabilitó con la ayuda del Concello
Festa da Pisa. EP
photo_camera Festa da Pisa. EP

La castaña ha sido un alimento fundamental en la alimentación de los gallegos y también ha tenido un papel importante en la cultura y las tradiciones, como se evidencia en la celebración de magostos populares o, este viernes, en la Festa da Pisa celebrada en la aldea courelá de Froxán, que ha llegado a su 24 edición para reivindicar la castaña como símbolo de la historia de la montaña lucense.

El festejo, pregonado por la cantante e instrumentista Rosa Cedrón, contó con una recreación de esta tradicional labor, que comenzó semanas atrás con las castañas dentro de un sequeiro, donde el humo y el calor las secan para permitir su larga conservación. Luego se procede a la pisa, que consiste en introducir el fruto en una especie de bolsa de tela alargada para golpearlas contra un tronco con el fin de separar la cáscara del fruto. Después, se lleva a cabo el abandoxado, un proceso en el que se separan las pieles de la castañas utilizando un recipiente de madera semicircular. Es una persona la que se lo cuelga del cuello y lo agarra con sus dos manos mientras lo mueve para que las cáscaras salgan volando.

La jornada fue seguida por cientos de personas llegadas de diferentes puntos de la geografía gallega y del resto de España, deseosos de conocer las tradiciones de la sierra de O Courel.

Tampoco faltaron los políticos. La alcaldesa popular Lola Castro estuvo acompañada por el diputado nacional Francisco Conde y por la diputada gallega Raquel Arias. Castro participó activamente en la pisa, frente al único sequeiro activo en Froxán, recuperado por la asociación Fonte do Milagro gracias a la ayuda del Ayuntamiento y de una empresa pizarrera local, que proporcionó el material para el tejado.

Castro, Conde y Arias, en Froxán. EP
Castro, Conde y Arias, en Froxán. EP

Raquel Arias destacó los planes de la Xunta para el medio rural, como el desarrollo de las llamadas aldeas modelo o los polígonos agroforestales, sin olvidarse de los planes para la recuperación de soutos en O Courel.

Por su parte, la responsable nacional del BNG, Ana Pontón, no se perdió esta cita festiva, donde alertó que en Galicia hay "4.000 núcleos rurais abandonados e un recorte continuado dos servizos públicos". Aseguró que si su grupo llega a gobernar creará un ayuda anual "dun mínimo de 15.000 euros durante cinco anos para poñer en marcha un negocio no rural".

Ana Pontón participó en la Festa da Pisa. EP
Ana Pontón participó en la Festa da Pisa. EP

Comentarios