viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

Felipe Aira localiza en Sevilla la imagen del legendario Cristo de la Colada

Felipe Aira. AEP
Felipe Aira. AEP
El investigador de la historia de Monforte lleva años intentando probar que la pieza sacra relacionada con una leyenda judía existía

El historiador monfortino especializado en el pasado judío de la ciudad, Felipe Aira, ha localizado en Sevilla una figura sacra de enorme valor histórico. Se trata del Cristo de la Colada, una pieza de la que se habla en numerosos escritos y que está unida a una leyenda. Esta dice que una judía monfortina intentó profanar la imagen borrando todos su rasgos sumergiéndola una y otra vez en un pilón lleno de agua hirviendo. Sin embargo, el Cristo no sufrió daño alguno, de ahí que se le considerase milagroso y entre los fieles hubiese una gran devoción hacía él.

Las noticias sobre la existencia de esta pieza, destaca Felipe Aira, desaparecieron tras un ataque de las tropas napoleónicas a Monforte en 1809. El historiador monfortino, tras años y años de investigaciones, fue capaz de saber que la efigie, "de gran valor histórico para nuestra ciudad y con tanto trasfondo y relevancia religiosa y social para tantas generaciones de monfortinos, salió de su estancia en el convento de San Antonio tras siglos de custodia y devoción religiosa, pasando a una casa de la parroquia monfortina de A Vide, donde estuvo cuidada y respetada durante diecisiete años. Un nuevo periplo la llevó a una noble capilla particular de O Incio, lugar en la que estuvo guardada con una enorme consideración durante más de un siglo hasta su nuevo destino en Sevilla".

Allí, el Cristo de la Colada está custodiado actualmente por una centenaria llamada Pilar.

Felipe Aira destaca que lo custodia "con la misma estima, consideración y veneración que lo hicieron sus progenitores, don Antonio, general de Artillería, y doña Carmen; de sus abuelos doña Consuelo y su marido don Juan Jacobo, arquitecto al servicio de su Majestad, y de sus bisabuelo Miguel, fiscal en A Coruña después de ser juez en Monforte, quien aseguró en un escrito de su puño y letra que el Cristo llegó a su poder en el año 1857, tras realizar indagaciones sobre su posible paradero".

Felipe Aira señaló que sigue con su trabajo de investigación y que en breve espera poder aportar "nombres y apellidos de las personas por cuyas manos pasó y por las que fue cuidado y venerado a los largo de estos últimos siglos". Además quiere nombrar "a otros amigos sin los que no lograríamos conseguir el hallazgo después de más de doscientos años en los que el Cristo de la Colada de Monforte permaneció desaparecido". Aira, un entusiasta de la historia del municipio, estaba el domingo realmente exultante tras haber sido capaz de realizar tal hallazgo.

Felipe Aira localiza en Sevilla la imagen del legendario Cristo de...
Comentarios