Medio Rural da por extinguido el incendio de Pantón

Las llamas arrasaron unas 35 hectáreas en el que era el último fuego por extinguir en Galicia
Profesionales antiincendios trabajan en la extinción del fuego.EFE
photo_camera Profesionales antiincendios trabajan en la extinción del fuego. EFE

El incendio de Ferreira de Pantón (Lugo), parroquia de Frontón, ha sido extinguido en la noche de este jueves tras quemar 35,94 hectáreas. Según la información que facilita la Consellería de Medio Rural -comunica datos de fuegos superiores a 20 hectáreas-, este era el único incendio que quedaba por extinguir en Galicia. 

Este fuego, que se inició en la noche del pasado lunes en varios focos, ha quedado extinguido a las 22.00 horas de este jueves. En las tareas de extinción han trabajado, entre otros medios, siete helicópteros, 64 brigadas y 30 motobombas. 

El alcalde de Ferreira de Pantón, José Luís Álvarez, ha asegurado que el incendio fue "intencionado", ya que se descubrieron "hasta siete puntos diferentes donde se plantó fuego". 

ARRASTRE DE CENIZA EN O COUREL

Por otra parte, la agrupación municipal de Courel Vivo denuncia que entre las jornadas del martes y el miércoles se produjeron arrastres de "toneladas" de cenizas y tierra por las laderas de O Courel (Lugo) hacia las casas y ríos.
 
En un comunicado, reprocha que, después de un mes del mayor incendio en la historia de Galicia desde que hay registros -11.100 hectáreas arrasadas-, "la Xunta sigue sin hacer nada para proteger las laderas y las aldeas de O Courel". 

"Siguen vendiendo humo y prometiendo ayudas, que muchas quedarán en el camino, poniendo tantas trabas para acceder a ellas", critica. Así, Courel Vivo reclama medidas más allá de "anuncios y fotos políticos por la zona". 

Igualmente, se queja de que, durante la extinción del mayor fuego de Galicia, "los medios fueron escasos y llegaron tarde". "A lo se sumó la falta de organización por parte de la Consellería de Medio Rural", agrega. 

PETICIÓN DE NO AUTORIZAR CAZA MAYOR 

Por otra parte, la Fundación Franz Weber ha insistido este jueves en que no se autorice el inicio de la llamada "temporada de caza mayor" después del enorme impacto que han tenido los fuegos forestales durante los dos últimos meses en Galicia, con más de 42.000 hectáreas afectadas y cientos de miles de animales muertos. 

La ONG naturalista considera que "permitir estas batidas supondría un ecocidio a sabiendas que los animales supervivientes siguen tratando de integrarse en terrenos adyacentes a los abrasados por las llamas, compitiendo por los recursos con otras poblaciones y en pocas horas volviendo a huir de las balas de los cazadores".