La escuela del geoparque mundial

La declaración internacional de la Unesco protagoniza las actividades del colegio de Quiroga

Alumnos del colegio de Quiroga. EP
photo_camera Alumnos del colegio de Quiroga. EP

Cuando la Unesco envió el pasado verano a dos observadores a evaluar la candidatura de Montañas do Courel a ser geoparque mundial, estos quedaron gratamente sorprendidos con el apoyo popular mostrado a la declaración internacional. En el colegio de Quiroga parecen decididos a que esta valoración no se quede en una buena impresión inicial y han decidido dedicar la práctica totalidad de las actividades desarrolladas en el vigente curso a esta temática.

La directora del centro, Ana Núñez, anunció para el miércoles 30 el descubrimiento de un mural con la fauna y flora del geoparque como protagonistas. Esa jornada se conmemora el Día Escolar de la No Violencia y la Paz y la temática de la creación de los alumnos tratará la convivencia pacífica de la naturaleza (entre la que se hallan osos o lobos) de la comarca con el ser humano en caso de que la Unesco otorgue a Montañas de Courel la ansiada distinción.

"Levamos todo o curso traballando sobre o xeoparque mundial co obxectivo de que os nenos teñan fondos coñecementos sobre o noso terreo", indicó Ana Núñez. Las actividades son múltiples, variadas y relacionadas con todas y cada una de las asignaturas que se imparten en el colegio.

Los alumnos elaboran un mural para el Día de la Paz en el que se reivindica la convivencia del ser humano con la naturaleza

Cada alumno recibe una credencial por cada evento en el que participa y al final del curso se les entregará un diploma que los acreditará como expertos en el geoparque mundial. "En total, hai 20 actividades adicadas a obter estas credenciais", matiza la directora del colegio de Quiroga.

EXCURSIONES. Este amplio programa sobre el geoparque incluye múltiples salidas por la comarca para conocer el área que aspira a la distinción de la Unesco. Los niños han visitado, por ejemplo, el museo geológico de Quiroga.

En sus instalaciones descubrieron algunas de las piezas más significativas que guarda el centro, como el fósil del oso cavernario, y recibieron charlas de su director, Ramón Vila, acerca de los vestigios encontrados en la comarca. Los escolares estuvieron también en el Aula da Natureza de Moreda (O Courel).

Además de las excursiones destinadas a conocer museos, miradores y demás puntos de interés de la zona aspirante a geoparque mundial, cada festividad se aprovecha para inyectar conocimientos a los más pequeños de Quiroga acerca de sus alrededores. Ana Núñez destaca las postales de Navidad, en las que estuvo muy presente el geoparque, o las calabazas de Samaín. "Houbo creacións realmente creativas e divertidas", concluyó la docente.

Todas estas actividades se complementan con vídeos o juegos como el que se llevó a cabo el pasado diciembre. En él, los alumnos debían mover unos pequeños robots por dos tableros de 64 casillas cada uno en los que se mostraban los principales lugares de interés y toda la flora y la fauna del espacio comprendido por la candidatura Montañas do Courel.

Comentarios