Doce voluntarios amplían el área de excavación en el castro de Cereixa

El campo de trabajo de San Lourenzo vuelve a ser internacional en su quinta edición
El grupo de voluntarios que trabajan en el castro de Cereixa. EP
photo_camera El grupo de voluntarios que trabajan en el castro de Cereixa. EP

La octava campaña de excavaciones en el castro de Cereixa (A Pobra do Brollón) está en marcha por medio del quinto campo de trabajo voluntario, que cuenta este año con la participación de doce personas.

La actividad, muy mermada por la pandemia en sus últimas dos ediciones, recupera su carácter de internacional después de ser solo autonómica el verano de 2020 y nacional el año pasado. A esta nueva temporada de prospecciones se ha incorporado una joven de México, unida a muchos otros voluntarios y voluntarias procedentes de distintos puntos de España.

Coordinados por el arqueólogo Xurxo Ayán, el gran objetivo es documentar la cara interna de la muralla romana y comprobar las conexiones del cementerio medieval con las construcciones prerromanas del yacimiento.

Desde que empezaron las excavaciones, en 2016, el castro de Cereixa, o de San Lourenzo, ha sido escenario de numerosos hallazgos

Para ello, y según explica el propio director del proyecto, se ampliará la zona de excavación desde la ábside de la capilla hasta la citada cara interna de la muralla. Ayán precisó que trabajarán igualmente para aumentar el área donde en campañas anteriores fue hallado un objeto similar a una parrilla. También se excavarán cinco tumbas de la época medieval aún pendientes de investigar.

Los trabajos se desarrollan hasta el próximo día 12 en unas circunstancias similares a las anteriores a la pandemia, aunque todavía no se ha recuperado el número de plazas disponibles entonces para personas voluntarias. Son doce actualmente y llegaron a ofrecerse 20 en los tiempos previos al covid-19.

RIQUEZA. Desde que empezaron las excavaciones, en 2016, el castro de Cereixa, o de San Lourenzo, ha sido escenario de numerosos hallazgos. Todo tipo de objetos antiguos, como monedas o herramientas, fueron apareciendo con el avance de las investigaciones, que dieron hasta con dos esqueletos humanos. A uno de ellos, descubierto en 2018, incluso se le bautizó como Atilano.

Además, las dataciones realizadas con carbono-14 ayudaron a situar el yacimiento en la época prerromana, en concreto en el siglo II antes de Cristo, dando la razón a los científicos que sostuvieron esta hipótesis casi desde los inicios. Y eso que las particularidades del castro de Cereixa coinciden en una gran mayoría con las de los asentamientos romanos.

Fueron claves los objetos hallados de etapas anteriores. Es el caso de las fíbulas, unas piezas metálicas que se empleaban en la Edad de Hierro para sujetar las prendas de vestir. Por otro lado, tanto el urbanismo como las edificaciones guardaban numerosos parecidos con los de otros asentamientos prerromanos conocidos.

El carbono-14 sirvió igualmente para descartar la posibilidad de que en el lugar hubiese una corona minera, en las que los romanos extraían oro. Por el contrario, la comunidad establecida en Cereixa en la antigüedad se especializó en la metalurgia del hierro, lo que da al castro una gran singularidad.

Recuperación
Regresa la romería de San Lourenzo
Una de las jornadas más especiales de cada temporada de excavaciones en Cereixa es la del 10 de agosto, cuando se celebra la conocida como romería de San Lourenzo. Después de dos años sin poder organizarse a causa de la  pandemia, los voluntarios podrán volver a convivir y pasar un día de fiesta junto a los vecinos de la parroquia brollonesa.

Programa
El próximo miércoles, día 10, arrancará con una misa, a las 11.00 horas, en la iglesia de Cereixa. De 11.30 a 12.30 horas habrá un procesión hacia el castro y a las 12.45 horas empezará la sesión vermú, cuando actuará el grupo de  pandereteiras Lagháchemas. Por la tarde tendrán lugar talleres infantiles, un recital de poesía con Olga Novo y Mario Obrero y la presentación del proyecto de Paula Vázquez Verao A Librería da Proencia. Desde las 18.30 horas habrá conciertos de O Garabelo, El Naán, Combo Guimaralia y Los Costaleros del Día Anterior. La jornada finalizará a partir de medianoche con una observación astronómica de las famosas Bágoas de San Lourenzo, también conocidas como Perseidas y propias de este mes.

Comentarios