Diversión e historia local entre viñedos

Una pareja de Pantón puso en marcha El Secreto del Monje, un escape room al aire libre por el que ya pasaron más de mil personas
Una familia en el mirador de El Secreto del Monje. EP
photo_camera Una familia en el mirador de El Secreto del Monje. EP

Cada vez son más las alternativas de ocio (públicas y privadas) vinculadas al turismo que surgen en la Ribeira Sacra, un destino en pleno crecimiento. Una de las últimas novedades en este ámbito lleva por nombre El Secreto del Monje, se desarrolla entre los viñedos de Pantón y está a medio camino entre una búsqueda del tesoro y un escape room al aire libre, algo poco habitual.

Los promotores de la iniciativa son Marcos García y Reda Genutyte. Estos emprendedores de la Ribeira Sacra entraron en el sector turístico con la apertura de unas viviendas turísticas en Pantón. Les gustó el contacto con la gente, la posibilidad de dar a conocer un lugar que ellos aman... y se pusieron a pensar en nuevos servicios para ofrecerlos a sus inquilinos y al público en general.

Marcos García y Reda Genutyte. EP - El Secreto del Monje
Marcos García y Reda Genutyte. EP

"Tenemos un viñedo así que buscamos la manera de darle un enfoque turístico sin caer en lo que otra gente de la zona ya ofrecía. Ahí surgió la idea de montar alguna actividad de ocio apta para todos los públicos y que aportase diversión", apunta García.

Poco a poco fue tomando forma El Secreto del Monje, donde el monje Benito guía a los participantes por distintas pruebas hasta que llegan a un lugar en el que está enterrado un tesoro. Para acceder a él y abrirlo hay que superar nuevas preguntas y retos y la jornada acaba con una degustación de vinos de la zona (en el caso de los adultos) o de mosto (en el de los niños).

Dos participantes en las actividades. EP - El Secreto del Monje
Dos participantes en las actividades. EP

Para esta iniciativa Marcos explica que acondicionaron la parcela y entre los viñedos se cuelan otros elementos como cruceiros, barricas, carros y elementos tradicionales. Además, se preparó un mirador en el que se desarrolla la fase final de la aventura con vistas privilegiadas al resto del viñedo, Ferreira de Pantón, Monforte, Castro Caldelas y las montañas de O Courel. "Es una manera de conocer la zona, descubrir la cultura local, porque el juego sirve para entrar en contacto con la historia, y de disfrutar del paisaje", detalla Marcos García.

ACOGIDA. Otra de las peculiaridades de El Secreto del Monje fue su espectacular acogida. Se puso en funcionamiento el 1 de agosto y el día 20 de ese mismo mes ya habían participado en el juego más de 1.200 personas.

Alumnos del colegio de los Escolapios que disfrutaron de la propuesta. EP - El Secreto del Monje
Alumnos del colegio de los Escolapios que disfrutaron de la propuesta. EP

Sus promotores explican que reciben visitantes de todos los perfiles. Grupos de amigos, familias, grupos de empresas, colegios. Gente de todas las edades y gustos y que todos se van sorprendidos por el buen rato que pasaron.

Marcos y Reda seguirán con El Secreto del Monje en los próximos días. "Pese a que entramos en época de peor tiempo, el viñedo en otoño está espectacular y siempre que el clima lo permita aceptaremos visitas", dicen. Además, preparan novedades para los próximos meses.

Comentarios