miércoles. 23.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 23.06.2021
El tiempo

Daveiga, la marca que apuesta por las personas y el territorio

Las galletas mariñeiras Daveiga son inquilinas habituales de las grandes áreas comerciales. EP
Las galletas mariñeiras Daveiga son inquilinas habituales de las grandes áreas comerciales. EP
Los hermanos Lamazares fundaron en 2005 la empresa chantadesa, asentada gracias a sus célebres galletas mariñeiras y su mirada hacia el rural

Los hermanos Lamazares fundaron en Chantada en 2005 Daveiga, una empresa que desde entonces se ha consolidado como marca que apuesta por las personas y el territorio. Sus célebres galletas mariñeiras le han permitido obtener un gran posicionamiento en el mercado y el siguiente paso es la ampliación. Como apunta Xosé Lois Lamazares, coordinador del proyecto, este año será importante para la digitalización, cuyo fin es liberar carga de trabajo y expandirse. 

"Estamos ben posicionados en Portugal e temos moito potencial en desenvolvemento", indica Lamazares, que recuerda los comienzos. Tanto él como sus hermanos —Carlos, Óscar, Jesús, Andrés y Manuel— querían regresar al rural tras un tiempo trabajando en la zona sur de Pontevedra y en Vigo. "Queriamos voltar e fixémolo cunha idea de proxecto autoxestionado", señala Xosé Lois. Su modelo es el de "economía social", basado en un sistema "participativo, no que o persoal exerce tamén como socio da empresa". 

El gran objetivo de Daveiga es afianzar el medio rural como territorio donde es posible "xestionar empresas rendibles e útiles". Los Lamazares, promotores de esta iniciativa empresarial, son naturales de Rodeiro y han lanzado su proyecto en el polígono industrial de Chantada, donde actualmente dan trabajo a 71 personas

ACIERTO. En un gran número de supermercados y tiendas, las galletas mariñeiras Daveiga forman parte destacada de las existencias. Son un producto estrella que ha calado hondo en el consumidor, la gran especialidad de una empresa identificada por un artículo único y de gran utilidad en el sector de la restauración. 

"É pan seco e consérvase moito tempo. O concepto está moi adaptado á hostalería", relata Xosé Lois Lamazares, satisfecho con el resultado de la apuesta. "Foi un acerto e conseguimos que o produto teña percorrido. Propuxémonos ser os mellores facendo as galletas mariñeiras", indica uno de los promotores de la iniciativa. 

La empresa mira a la digitalización para expandirse en el mercado y liberar carga de trabajo

No hace falta hablar de que las galletas causan auténtico fervor en Chantada, la Ribeira Sacra y en toda Galicia. Son un producto muy empleado y presente en la restauración por su buen maridaje. "Estamos nos principais restaurantes con estrela Michelín", apunta Xosé Lois Lamazares.

El promotor de Daveiga subraya la gran utilidad de las mariñeiras como "base de canapés, apórtanlles moito". Mezclan muy bien tanto con sabores dulces como salados, lo que les ha abierto puertas más allá de Galicia. "En Portugal están ao mesmo nivel de posicionamento que aquí e en Asturias teñen un enorme éxito nas sidrerías e viñotecas de gama alta", dice Lamazares. 

Su definición de las galletas mariñeiras es la de producto "diferenciado, innovador e útil". La apuesta sigue en marcha. Daveiga trabaja en más de doce modelos. 

CRECIMIENTO. Constituida en enero de 2005, el volumen de negocio de Daveiga ha ido tan en aumento, sobre todo desde 2013, que en 2018 y 2019 Financial Times la reconoció en su lista FT1000 Europe's Fastests Growing Companies. 

Su proyecto tiene como epicentro el compromiso con el desarrollo local, así como la responsabilidad laboral, el impulso al medio rural, la calidad y seguridad alimentaria y el respeto por el entorno. Este modelo permite a Daveiga ser poseedor de un sistema integrado de gestión de calidad, medioambiente y seguridad alimentaria que incorpora las certificaciones ISO 9001, ISO 14001, ISO 22000, UNE 166002, IFS Food y BRC.

Más datos 
Variedades 
▶ Daveiga produce galletas en dos líneas. La natural incluye mantequilla, aceite de oliva virgen extra, chía, lino y espelta y la bio la integran referencias ecológicas certificadas por el Craega. Menos la de mantequilla, todas son aptas para una dieta vegana.

Características 
▶ Las mariñeiras poseen un sabor neutro y son resistentes a la absorción de humedad, lo que impide que se ablanden. 

Elaboración 
▶ Hechas de forma semiartesanal con materias primas naturales, carecen de adictivos y azúcares añadidos.

Daveiga, la marca que apuesta por las personas y el territorio