Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

A Cova y San Clodio, las únicas playas fluviales en una Ribeira Sacra atravesada por varios ríos

Playa fluvial de A Cova. TOÑO PARGA
Playa fluvial de A Cova. TOÑO PARGA

La zona de baño de O Saviñao está repleta cada fin de semana de vecinos y turistas que buscan darse un chapuzón

La polémica sobre las zonas de baño es recurrente en la Ribeira Sacra. De los doce municipios que forman la comarca, A Pobra do Brollón, O Courel, Bóveda y Monforte no cuentan con zonas de baño públicas. La paradoja aumenta si se tiene en cuenta que pese a la cantidad de ríos que bañan el entorno, solo existen dos playas fluviales consideradas oficiales y adecuadas como tal. Son la de San Clodio en el Sil y la de A Cova en el Miño.

Este domingo en A Cova (O Saviñao) no cabía ni un alfiler y la playa se quedaba pequeña. La carretera que da acceso a la misma estaba repleta de vehículos y la Guardia Civil se encargaba de controlar el tráfico para evitar atascos.

El mantenimiento de este espacio corre por cuenta del Ayuntamiento de O Saviñao que cada cierto tiempo se encarga de rellenar el arenal, reparar el mobiliario urbano y revisar los servicios básicos.

Los más arriesgados usan la zona de Vilanova para el baño, pero no hay garantías sobre las condiciones del agua ni existe vigilancia

El espacio gana tirón cada verano porque la oferta para llenar el tiempo de ocio va en aumento. En la zona funciona una cafetería con servicio de restaurante. Se dispone de un sistema de alquiler de pedaletas y kayaks y desde el Concello y el consorcio de turismo se promociona el espacio con clases de buceo o sesiones del pádel surf para todos los públicos.

SAN CLODIO. La playa de San Clodio (ubicada en Ribas de Sil) no desmerece a la del Miño. Habilitada a un paso de la Nacional 120 y con una gran zona ajardinada además de un anfiteatro para acoger actividades, es un espacio muy familiar. Vecinos y turistas recurren a este entorno para bañarse, pero también como zona de recreo para pasear o jugar cuando las temperaturas no acompañan. Además, toda la programación municipal de verano pasa por esta playa.

O COUREL. La proporción del número de playas en una comarca en la que además del Miño y del Sil hay ríos de la envergadura del Cabe, el Lor, el Asma, el Saa, o el Búbal es mínima. Sin embargo, esa realidad podría mejorar un poco si el equipo de gobierno de O Courel logra aligerar la burocracia y darle salida a un proyecto para crear un área recreativa con zona de baño incluida en el Lor.

Según explica la alcaldesa, Lola Castro, el proyecto está sobre la mesa y ya se dispone del terreno. Se trata de una parcela ubicada en el lugar de Megoxe (entre Seoane y Folgoso) que da al mencionado cauce.

El plan pasa por la adecuación de un área recreativa con un espacio para disfrutar de baños en el río. El objetivo de la alcaldesa ahora es lograr los permisos de la confederación hidrográfica. "Varias veces se plantexou a necesidade de dotar ao Courel dunhas piscinas, pero para nós o primeiro paso é o río e depois xa veremos se se pode falar dun plan máis ambicioso", explicó este domingo la regidora Lola Castro, que declinó ponerle una fecha al proyecto.

MONFORTE. Un municipio que clama por una playa fluvial es el de Monforte, pero aquí tocamos en hueso. Pese a que hay planes y terrenos desde hace décadas para poner en marcha una zona de baño en condiciones tanto en Ribasaltas como en Vilanova, la realidad es que los equipos de gobierno eluden sistemáticamente ese tema y ningún verano llegan a concretarse esos proyectos.

Los más arriesgados usan la zona de Vilanova para el baño, pero no hay garantías sobre las condiciones del agua ni existe vigilancia.

En Ribasaltas sucede algo similar, desde el área recreativa existentes se accede fácilmente al río, pero tampoco hay ningún control ni sistema de seguridad.

Otros dos municipios que no manejan planes inmediatos para tener zonas de baño son los de Bóveda y A Pobra do Brollón.

A Cova y San Clodio, las únicas playas fluviales en una Ribeira...
Comentarios