O Courel, puente entre culturas

Tres mujeres de origen marroquí visitaron el colegio para elaborar dulces típicos con los niños
undefined
photo_camera De izquierda a derecha, Tania Salgado, Paula Carrera, Fatna, Sadia y Amena. EP

Fatna, Sadia y Amena son tres mujeres de origen marroquí residentes en O Courel. Con el fin de tender puentes entre su cultura y la del territorio que las ha acogido, a finales de noviembre visitaron el colegio Poeta Uxío Novoneyra, donde participaron junto a los alumnos en un taller de elaboración de dulces típicos de su país.

Fue una iniciativa coordinada por la Anpa y la cooperativa Outonía, enmarcada en un proyecto llamado Igualab II, que consta de varias líneas de acción y encuentros, según destacaron los promotores. Hay más colectivos de la zona que colaboran, así como la médica en el centro de salud de Folgoso y y coordinadora del plan Proxecto de intervención comunitaria: O traballo de coidados no ámbito rural, Tania Salgado.

Esta profesional acompañó a las tres mujeres y también a Paula Carrera, integrante de Outonía, durante el taller de dulces, que es una más de las actividades desarrolladas a través de Igualab II, del que igualmente forma parte Rubén Chao, maestro de primaria del centro en cuestión.

Esta serie de actividades, organizadas por Paula Carrera y Rubén Chao, están pensadas para dar a conocer Marruecos desde distintas perspectivas. Las sesiones abordan la geografía, cultura, cuestiones sociales, historia o gastronomía del país magrebí, incluyendo el aprendizaje de juegos infantiles tradicionales, lo que llevó a los niños a aprender algunas palabras en árabe.

Los impulsores del proyecto se sorprendieron de que los escolares "xa teñen interiorizados numerosos estereotipos acerca da cultura dos países de maioría musulmá en xeral e da marroquí en particular". Con las actividades, añadieron, y muy especialmente de la mano del taller de dulces, los alumnos del Poeta Uxío Novoneyra "foron amosando cada vez máis ilusión e curiosidade por coñecer todo tipo de aspectos relacionados con Marrocos". Prueba de ello es que hicieron numerosas preguntas, tanto a sus profesores como a las tres mujeres protagonistas.

Desde la dirección del colegio consideran que este tipo de iniciativas "son de gran necesidade nos centros educativos". Y es que muchos de los estereotipos de los niños eran, según afirmaron, "de carácter claramente negativo" y fueron sustituidos por una visión "moito máis complexa e positiva da cultura marroquí".

Comentarios