domingo. 28.11.2021 |
El tiempo
domingo. 28.11.2021
El tiempo

El corazón mercantil de Galicia, infartado

Vista aérea del puerto seco de Monforte. AEP
Vista aérea del puerto seco de Monforte. AEP
El diseño del plan del puerto seco de Monforte cumple 20 años con obras aún pendientes ► Las parcelas se venden al 50% del precio original sin que haya nadie interesado en instalarse

A FINALES de la década de los 90 del siglo pasado se pergeñó la plataforma logística intermodal de mercancías de Galicia, el bautizado como puerto seco de Monforte. El proyecto se presentó con boato en el mes de julio de 2001 en la pinacoteca del colegio del Cardenal con la presencia de los presidentes del Estado y de la Xunta. Solamente dos años después de aquel acto las fuerzas políticas en el poder no habían dudado en señalar que sería el corazón mercantil de Galicia. Dos décadas después se puede decir que la infraestructura está infartada y que espera un desfibrilador.

1. ¿En qué estado se encuentra el puerto seco?


El puerto seco monfortino se encuentra en la actualidad paralizado por varios motivos, que van desde unos deficientes accesos hasta el desinterés mostrado por empresas logísticas por implantarse en esta infraestructura. Quizá, los continuos retrasos en la ejecución de proyectos fundamentales para hacer atractivo el espacio y las sucesivas crisis económicas hayan ayudado a una parálisis que podría calificarse de endógena.

2. ¿Es caro instalarse en las parcelas? ¿Son prohibitivas?


Ni mucho menos. La Xunta de Galicia, a través de Xestur. ha rebajado en un 50% el precio de las 21 parcelas que en su conjunto suman 53.993 metros cuadrados. Las más pequeñas, de 525 metros, se ofertan por 35.100 euros cada una, mientras que la más grande, de 17.788 metros, tiene un coste de 462.000. A pesar de esta importante rebaja anunciada hace cerca de un año, ni una sola empresa ha mostrado interés alguno por acercarse a la ciudad del Cabe. Hubo una que dijo sí en 2017, llamada Abiga, que se había comprometido a crear una factoría de tratamiento de residuos forestales para hacer biomasa, principalmente pellet, con una inversión de 20 millones de euros. Se trató de un bluf, ya que desapareció sin dar explicación alguna sobre su marcha atrás.

3. ¿Qué sucede realmente? ¿Qué desmotiva a las firmas o emprendedores logísticos?


Podría hablarse de un proyecto que se ha prolongado demasiado en el tiempo y que no está ejecutado al cien por ciento. La administración responsable de su desarrollo, los diferentes gobiernos al frente del Ejecutivo gallego, tardó demasiados años en urbanizar los terrenos, que no estuvieron listos hasta el 2013, doce años después de la presentación del plan. A ello hay que sumarle que finalizada tal obra se dieron cuenta de que el puerto seco no podía conectarse a la red de colectores municipal, impidiendo la llegada de posibles empresas interesadas. Así, fue necesario crear una estación depuradora cuyos plazos de diseño y ejecución sufrieron retrasos. Finalmente quedó lista en el verano de 2017 gracias a que el Ayuntamiento asumió parte del coste. La falta de unos buenos accesos a la plataforma de mercancías es otro de los lunares a tener en cuenta.

4. ¿Para cuándo la conexión con la carretera Nacional 120?


Es, por el momento, un proyecto irrealizable a corto plazo debido al enfrentamiento existente entre la Xunta de Galicia y el Ministerio de Infraestructuras. El Gobierno gallego dispone desde el año 2018 del proyecto para crear una carretera desde el puerto seco hasta la Nacional 120 presupuestada en unos 4,5 millones de euros. Cuando pidió los permisos precisos para llevar adelante el plan se encontró con varios problemas. Uno era cómo enlazar el nuevo vial con la carretera Nacional 120 proyectada como autovía A-76 entre Ponferrada y Ourense, que solo existe en el papel. Otro, que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) exigía a la Xunta, dentro de su proyecto, eliminar un paso a nivel sin barreras que da servicio a un vial del canal del regadío en desuso. El Ejecutivo gallego se plantó y dijo que esto último no entraba en sus competencias. Así las cosas, ni unos ni otros han cedido en sus posturas y el asunto, la verdadera conexión del puerto seco, a una carretera nacional, está totalmente parado.

5 ¿Qué depara el futuro?


Este no es nada alentador. Un extenso informe redactado a finales de 2016 por el Eixo Atlántico considera que los distintos gobiernos de la Xunta, así como las autoridades de los puertos marítimos gallegos, no se han preocupado por impulsar esta plataforma logística intermodal de mercancías. Desde la eurorregión también aseguraron que debe ser entendida desde un enfoque integral de ordenación del territorio y de la promoción económica de Galicia, lamentando que lo existente en Monforte no pueda ser considerado un puerto seco, ya que su urbanización responde más a una fórmula de parque empresarial. Así, desde el Eixo han apostado para el desarrollo del puerto seco su conexión con la red básica (corenetwork) de transporte ferroviario de mercancías de la Red Transeuropea de Transportes (TEN-T) y su incorporación dentro de la red global (Comprehensive Network) de plataformas logísticas de la citada TEN-T. Para ello, se indica en ese informe, es preciso modernizar la línea férrea entre Monforte y Palencia para su conexión con el corredor ferroviario europeo entre Aveiro (Portugal) y Francia.

6. ¿Cuál es la opinión de Europa sobre el transporte de mercancías en tren y el papel que juega Monforte?


Los planes de la UE para impulsar el transporte de mercancías por vía férrea pueden calificarse de una entelequia. Desde el Consejo europeo llevan años diciendo (la última vez ocurrió en 2014) que es el futuro, pero hasta ahora no se ha concretado nada al respecto. Hace siete años, la ciudad del Cabe fue declarada como el mayor centro logístico de mercancías de Galicia por ferrocarril, pues aparecía como punto receptor de la mercancía que llegase a los cinco puertos marítimos gallegos, los de Ferrol-San Cibrao, A Coruña, Vilagarcía de Arousa, Marín-Pontevedra y Vigo. Desde Monforte, todo ese material saldría en tren hacia la meseta para conectar en Palencia con la línea férrea que continúa al País Vasco y Francia.

7. ¿Con estos mimbres, cuántos más hacen falta?


Se ha hablado mucho de la necesidad de una gerencia que se encargue de dar visibilidad al puerto seco, de promocionarlo y, sobre todo, ser un puente de comunicación a fin de establecer una estrategia común para que Galicia no pierda otro tren.

Los agentes económicos y sociales, callados
El puerto seco ha caído en el olvido entre los agentes sociales y económicos de la comarca de Lemos, como un plan más de los anunciados para la zona como revulsivo y nunca ejecutado. Se palpó desilusión durante años por los continuos retrasos y a día de hoy, solo desinterés sobre lo que deparará el futuro.

Frente común
Son muy pocos, por decir que solamente hay uno, Mario Docasar, a los que no se le ha olvidado el puerto seco y siempre que tienen la oportunidad abogan por convocar al Consello Económico e Social de Monforte para hacer un frente común en favor del puerto seco.

El corazón mercantil de Galicia, infartado
Comentarios