lunes. 23.11.2020 |
El tiempo
lunes. 23.11.2020
El tiempo

Siete contagiados en la residencia para personas con discapacidad de Bóveda

El centro utiliza el sistema de detección por saliva, lo que permitió agilizar el protocolo

Tres usuarios y cuatro trabajadores de la residencia para personas con discapacidad física de Bóveda, que gestiona Domus Vi, han dado positivo en coronavirus. La dirección del centro destacó que el sistema de detección del covid-19 en la saliva de los pacientes permitió activar muy rápido el protocolo. 

Por el momento no se han registrado más contagios en las pruebas que se han hecho entre el personal y los residentes. Todas ellas han resultado negativas.

La residencia de Bóveda fue noticia durante la primera ola de la pandemia por un brote que afectó a casi 30 personas, entre las 200 que desarrollan su día a día en las instalaciones. Entonces fueron 16 usuarios y 11 cuidadores, con un 90% de asintomáticos. 

El director de la residencia, Fernando Prada Puentes, expresó su satisfacción por el funcionamiento del test de saliva, cuyos resultados ratificaron después las PCR realizadas a la plantilla y los usuarios. Las medidas empezaron a tomarse el jueves por la noche a partir de los primeros positivos, surgidos en la planta donde residen las personas con un nivel de dependencia más alto. 

La dirección de A Pinguela ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad y ánimo a las familias afectadas

Prada destacó también las fuertes medidas de prevención que se ejecutan en Bóveda. La residencia recibió autorización para desarrollar los test de saliva los lunes y jueves de cada semana en colaboración con un laboratorio llamado Biomig.

Igualmente lamentó los estigmas que se establecieron al producirse otros brotes en residencias de Lugo como las de O Incio y Outeiro de Rei, ensalzando el trabajo realizado por los profesionales de estos centros. "Un virus, igual que una bacteria, no se puede contener", apuntó Fernando Prada, que insistió en la detección temprana como clave para luchar contra el covid-19. 

MONFORTE. El instituto A Pinguela se unió este lunes a los centros educativos de Lugo con aulas cerradas por contagios de coronavirus. En este caso afecta a una alumna de cuarto de Eso cuyo positivo ha obligado a la dirección a mandar a los 36 estudiantes de este curso a casa por precaución.

Permanecen así cerradas las dos aulas que el centro monfortino tiene habilitadas en este nivel académico. El objetivo de esta medida preventiva es evitar contactos no controlados. Los profesores, a quienes se les harán PCR, pueden seguir acudiendo al instituto, pero extremando las medidas de seguridad y vigilando la posible aparición de síntomas. 

La dirección de A Pinguela ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad y ánimo a las familias afectadas, a las que ha enviado una comunicación oficial.

Siete contagiados en la residencia para personas con discapacidad...
Comentarios