El comercio tradicional se enfrenta al reto que ofrece el mundo digital

El Progreso, en colaboración con la Federación de Lugo y el CCU monfortino reunió a empresarios de la comarca interesados en conocer todas las posibilidades
comercio digital
photo_camera Público asistente. EP

Las nuevas tecnologías ya tienen un enorme impacto en el comercio tradicional. Han democratizado el márketing, de forma que cualquier negocio, desde el más pequeño, tiene a su alcance herramientas útiles para incrementar las ventas. Crear una estrategia para atraer a los consumidores, usando las posibilidades que ofrece el mundo digital, ya está al alcance de todos, indicó en Monforte Diego Graña, un experto en planificación de medios online, en un encuentro organizado por El Progreso en colaboración con la Federación de Comercio de Lugo y el CCU monfortino.

Graña explicó al público asistente que las redes sociales, los blogs, las páginas web propias y los buscadores como Google, además de los SMS y las newsletters por correo electrónico son sólo algunas de las herramientas que el comerciante tiene a su alcance para atraer a los clientes potenciales tanto a la tienda física como a la venta digital. La clave para lograrlo, destacó, está en saber cuáles utilizar y cómo para optimizar los resultados.

El Progreso, como periódico líder en la provincia de Lugo en el formato en papel, también tuvo que posicionarse en el mundo digital, configurando su propia página web. En base a esta experiencia adquirida, y siendo conscientes de que muchos de sus clientes en el tradicional formato papel también se enfrentan a los retos de este nuevo escenario, consideró que podría ser interesante buscar un punto de confluencia de intereses con la organización de este tipo de charlas, contando para ello con la colaboración de la Federación de Comercio de Lugo.

El Progreso, por su trayectoria como empresa familiar desde 1908, siempre estuvo, y así lo seguirá haciendo, al lado del comercio tradicional de la provincia de Lugo al considerarlo como un referente de calidad y al mismo tiempo un importante motor de la economía lucense. La estrategia, dijo Graña, debe empezar por tener presencia en los espacios de internet por los que se mueve el cliente potencial.

El ponente de la charla  señaló que la gran ventaja del márketing digital frente al tradicional es que permite recoger datos sobre consumo e impacto de las campañas publicitarias, lo que es de gran valor para los negocios. Por ello, Diego Graña indicó que la estrategia, por tanto, debe empezar por tener presencia en los espacios de internet por los que se mueve el cliente potencial con el fin decidir a través de qué canales el comerciante debe transmitir su mensaje.

Esta jornada que se celebró en la tarde de este martes en Monforte tendrá continuidad en otros tres puntos de la provincia. El día 28 de este mes tendrá lugar en Foz. Posteriormente, el 4 de junio, llegará a Sarria, para finalizar el 11 de junio en Vilalba.

Comentarios