lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

La cohesión social es el arma para mantener la identidad

Román Rodríguez con varios de los ponentes. XESÚS PONTE
Román Rodríguez con varios de los ponentes. XESÚS PONTE
Los ponentes realzaron el papel de los habitantes de la zona en un foro que inauguró Román Rodríguez y clausuró José Tomé

La candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio de la Humanidad pivota en tres ejes: la protección del patrimonio, la planificación y la gestión del territorio y la coordinación social, según defendió el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, durante su intervención inaugural del foro celebrado este lunes en el Parador monfortino. En dicha intervención estuvo acompañado por los directores de El Progreso, Alfonso Riveiro, y La Región, Sechu Pastoriza. El reto es que las iniciativas desplegadas sobre el territorio sean siempre compatibles con la protección del mismo y en ese camino políticos y técnicos destacaron la importancia de la cohesión social, de la implicación ciudadana y de la necesidad de mantener en el tiempo la identidad del territorio.

La necesidad de que la declaración de la Unesco se entienda más allá de un mero título y sea un refuerzo al trabajo en común y en favor de identidad de la zona quedó clara en la segunda de las mesas redondas del foro. En ella participaron José Manuel Rodríguez, presidente del consejo regulador de la Denominación de Origen Ribeira Sacra; Alexandra Seara, gerente del Consorcio de Turismo, Francisco Almuíña, presidente de la asociación Ribeira Sacra Rural; y Ana Goy, directora del expediente para la declaración. 

Rosendo Fernández y José Tomé. XESÚS PONTE

Fue el presidente del consejo regulador el que reivindicó precisamente la personalidad que los viticultores de la Ribeira Sacra le imprimieron al paisaje e insistió en que fue su trabajo el que modeló los bancales. Rodríguez hizo especial fuerza en la necesidad de que el patrimonio resulte "vivo" y que la protección del mismo sea compatible con la actividad que le dio su ser. 

Ana Goy también destacó que el valor excepcional de la Ribeira Sacra viene dado por una combinación de varios factores a lo largo de los siglos e insistió en la importancia "de la mano del hombre para convertir suelos estériles en fértiles, en el compromiso extraordinario de sus gentes". 

Conscientes de la herencia recibida y de la necesidad de que ese legado llegue a las generaciones futuras fueron Alexandra Seara, Francisco Almuíña. Como gerentes del consorcio de turismo y del colectivo de casas de turismo rural representan a un sector que está llamado a ser el motor económico de la Ribeira Sacra. Ambos destacaron la necesidad de un modelo turístico sostenible, de limitar la carga de los recursos y controlar los flujos de visitantes. 

Los encargados de cerrar el foro fueron el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé Roca; y el vicepresidente de la de Ourense, Rosendo Fernández. Ambos repasaron el trabajo realizado desde las administraciones provinciales para que rodase una candidatura que pasó por horas bajas y detallaron algunas de las iniciativas en ese sentido. Pero los dos abogaron también por un contexto de unión y por que la Ribeira Sacra sea un ejemplo de cooperación. Se trata de un territorio dividido entre dos provincias y una veintena de municipios de distinto color político, pero ello no puede lastrar el proyecto común.
 

Dolores Redondo: "Lo que hay hoy es fruto de siglos de trabajo duro y anónimo"
La escritora Dolores Redondo Meira fue una de las ponentes que participó en la segunda mesa del foro celebrado este lunes en el Parador de Monforte en la que se abordaba la Ribeira Sacra como recurso turístico. Redondo lo hizo en calidad de autora de la novela ‘Todo esto te daré’, que está ambientada en la Ribeira Sacra y con la que ganó el premio Planeta en el año 2016.

Dolores REdondoaRedondo participó en el foro de manera telemática y al fondo de la habitación en la que se encontraba se mostraban distintos volúmenes de la novela traducida a diferentes idiomas. "Eso puede dar una idea de la repercusión de la novela y de los lugares a los que ha llegado la Ribeira Sacra a través de la obra", insistió. 

Redondo tiene orígenes gallegos, en la costa, pero fue su hermana, asentada en Galicia, la que le descubrió la Ribeira Sacra. Una visita a Belesar le dejó muy impactada. "En ese momento buscaba un lugar para ambientar una novela que me daba vueltas en la cabeza y la Ribeira Sacra me pareció el sitio perfecto por el sentido del honor de sus gentes. Esa es su gran seña de indentidad". 

Relató la escritora que para el que llega de fuera, la Ribeira Sacra es "romántica, amable y dulce, pero no siempre fue así. Lo que hay hoy es el resultado de siglos de trabajo muy duro y compromiso anónimo. Mi novela quiere ser un homenaje al carácter de la gente". Dolores Redondo, al igual que el resto de ponentes, insistió en que en los tiempos de apertura que conlleva la consecución de un título de Bien Mundial le "tranquiliza saber que desde ahí tenéis claro que hay que conservar la autenticidad, que tenéis planes para preservar la identidad de la Ribeira Sacra, una identidad que radica en su gente".

La cohesión social es el arma para mantener la identidad
Comentarios