martes. 18.05.2021 |
El tiempo
martes. 18.05.2021
El tiempo

Sin cine por primera vez en un siglo

Multicines Hollywood, clausurados desde hace semanas debido a la pandemia. L.A.R.
Multicines Hollywood, clausurados desde hace semanas debido a la pandemia. L.A.R.
Monforte siempre dispuso de alguna sala desde que los Barbagelata abrieron la primera en 1920

La capital de la Ribeira Sacra se ha quedado sin una sala de cine por primera vez en un siglo. La pandemia ha obligado a los propietarios de los Multicines Hollywood a cerrar sus tres salas, las que inauguraron el día 8 de agosto de 1997 con la proyección de las películas Hombres de negro, Mentiroso compulsivo y Anaconda. Se trata, en principio, de una clausura provisional debido a los efectos del covid-19 y a la escasa afluencia de público, no resultando rentable la apertura del establecimiento al no cubrirse costes.

Hasta ahora, nunca en Monforte dejó de funcionar un cine. Fue la familia de origen italofrancesa a cuyo frente estaba Eduardo Barbagelata Mucci la que poco antes de 1920 acercó a la ciudad el cinematógrafo. Ellos inauguraron una sala de proyección en el Campo de San Antonio, donde actualmente está la casa consistorial.

El éxito propició que una década después el cine de los Barbagelata se trasladase a la actual Avenida de Galicia, a un moderno local para la época en cuya fachada había unas destacadas figuras barrocas que llamaban poderosamente la atención, según se recoge en las crónicas de la época.

La sala tuvo una larga y próspera historia hasta que se vio obligada a cerrar en 1949. La modernidad se abría paso y el cine de los Barbagelata se quedaba pequeño y antiguo.

Otro de los cines emblemáticos de la ciudad fue La Fraternal, situado en A Estación

Fue cuando desembarcó en Monforte un empresario de Trives (Ourense) llamado Pedro Pérez, quien abrió de forma casi simultánea tres cines en la ciudad. Se trataba del Capitol, Teatro Lemos y La Fraternal. Los dos primeros estaban situados en el centro de Monforte y el tercero, en el barrio de A Estación.

El testigo del cine de la familia Barbagelata lo cogió el Teatro Lemos, que abrió sus puertas en 1947 con la proyección de la película Tú y yo. Contaba con un aforo para 600 personas y vivió años de esplendor tanto en lo referente a acoger películas míticas como por albergar espectáculos de variedades y actuaciones musicales de culto con personajes como Antonio Machín, Los Tres Sudamericanos o El Trío Calavera.

A este le siguió el cine Capitol. Se abrió en 1948 con la proyección de la película ¡Qué bello es vivir!. Con un aforo para 646 personas y con años y años de estupendos resultados en cuanto a público, comenzó a decaer a finales de los años 70 del siglo pasado, coincidiendo con la llegada de los reproductores de vídeo y videoclubes. Su fin llegó en 1980 con el desplome, de madrugada, de su tejado.

Otro de los cines emblemáticos de la ciudad fue La Fraternal, situado en A Estación. Con capacidad para 432 personas, se inauguró en el año 1952 y cerró en 1978, cuando comenzó el declive de la estación de Renfe y la pérdida de empleos en el sector ferroviario.

Los cinéfilos esperan que el cierre de estos últimos sea momentáneo para que Monforte no pierda una tradición que se remonta a 100 años atrás.

AGUANTE. El único que aguantó el tirón fue el Teatro Lemos, que cerró sus puertas de forma definitiva en abril de 1998, cuando el cine club A Calexa decidió proyectar el filme de José Luis Guerin Tren de sombras con motivo de la clausura definitiva de la sala, que agonizaba desde hacía años y máxime con la apertura en 1997 de los Multicines Hollywood, situados en la Rúa Otero Pedrayo.

Los cinéfilos esperan que el cierre de estos últimos sea momentáneo para que Monforte no pierda una tradición que se remonta a 100 años atrás.

Sin cine por primera vez en un siglo
Comentarios