Chantada reclama ayudas para paliar los daños del granizo de hace un mes

Un pleno especial de la corporación quiere que Xunta y Gobierno central arrimen el hombro 
Parte del gobierno local de Chantada, con el alcalde al frente. EP
photo_camera Parte del gobierno local de Chantada, con el alcalde al frente. EP

El alcalde de Chantada, Manuel Lorenzo Varela, convocó un pleno extraordinario de la corporación para analizar las medidas que pueden solicitarse tanto a la Xunta de Galicia como al Gobierno central para ayudar a los agricultores, principalmente a los que se dedican a la viticultura, para paliar los grandes daños que una intensa granizada causó en la zona hace justamente un mes. El regidor indicó que este jueves se llegó a un "acordo de mínimos".

Este salió adelante con los votos de su grupo, el PP; del edil de Por Chantada; y la abstención de los socialistas. Lorenzo Varela indicó que su propuesta consistió en pedirle a la Xunta de Galicia que abra una línea de ayudas a los viticultores para subvencionar los tratamientos fitosanitarios aplicados para preservar las vides.

Asimismo, la corporación quiere que se abran créditos bancarios a cero porcentaje de comisión para los afectados y que estos tengan un descuento tanto en el IRPF como en su cotización a la Seguridad Social.

La propuesta consistió en pedirle a la Xunta de Galicia que abra una línea de ayudas a los viticultores para subvencionar los tratamientos fitosanitarios aplicados para preservar las vides

Las peticiones municipales no se quedaron ahí, pues también se reclaman actuaciones en las pistas de acceso a viñedos y otras propiedades de la ribeira chantadesa y una línea de ayudas directas para aquellos que viven de los productos de la huerta o de los frutales, también muy afectados por la granizada de hace un mes.

SEGUROS. Manuel Lorenzo Varela habló además de que sería "moi interesante" que la Xunta de Galicia llevase a cabo una campaña de concienciación entre los agricultores con el fin de que entiendan la gran importancia de disponer de seguros que cubran estas calamidades.

El regidor chantadés dijo que tal promoción debería hacerse en el conjunto de la denominación de origen Ribeira Sacra al ser conocedor de que no son tantos los viticultores que disponen de polizas que garanticen su producción en caso de algún desastre.

Lo que descartó de pleno el alcalde de Chantada fue pedir la declaración de zona catastrófica, pues consideró que se trata de un trámite muy complicado y cuyo resultado no siempre es el deseado. Por ello, cree, dijo, más en "accións a outros niveis".

Una tormenta que arruinó 700.000 kilos de uva
El pedrisco arrasó 70 hectáreas de viñedos solo en el municipio chantadés, pero también se vieron afectadas zonas de O Saviñao, como Rebordaos o Diomondi. En un primer balance se habló de una pérdida de más de 700.000 kilos de uva en una denominación que en 2020 recogió 5,2 millones de kilogramos. A esta merma por las condiciones climáticas habría que sumarle ahora la incidencia de plagas como el oídio o el black rot, que desde hace semanas tienen en jaque a viticultores de diferentes subzonas de la denominación.

Escrito
Con el pleno del jueves, el alcalde Manuel Lorenzo Varela atendió una petición realizada días atrás por un total de 120 vecinos que han creado una plataforma de afectados. Enviaron una carta en la que pedían que el Ayuntamiento no se quedase de brazos cruzados ante una situación que ha puesto al límite a muchos pequeños viticultores.

Comentarios