jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

De Chantada a la División de Honor con escala en Vietnam

Héctor Souto, durante su etapa en la selección vietnamita de fútbol sala. EP
Héctor Souto, durante su etapa en la selección vietnamita de fútbol sala. EP

El club ferrolano O Parrulo elige a Héctor Souto como su entrenador para el próximo ejercicio

La carrera de Héctor Souto sube como la espuma según avanzan los años. El entrenador natural de Chantada abandona Vietnam, el país donde ha ejercido su profesión durante los últimos años, para embarcarse en su primera aventura en solitario como técnico en el banquillo de un equipo de la División de Honor del fútbol sala español.

O Parrulo de Ferrol le ha elegido como su preparador para el próximo ejercicio, una contratación que supondrá para Souto ser compañero de oficio y, al mismo tiempo, rival de entrenadores de equipos tan consagrados como El Pozo Murcia, el Inter Movistar o el Barcelona. Vuelve a Galicia, a su tierra, y estará cerca de casa después de mucho tiempo teniendo que preparar maletas y hacer grandes viajes en avión para trabajar o ver a los suyos.

La noticia de su fichaje por O Parrulo no tardó en correr por Chantada, así como los mensajes de felicitaciones para un técnico cuya trayectoria comenzó de forma muy prematura, cuando aún era estudiante de Inef. Era el año 2005 y Javier Pateiro, entonces director deportivo de la SD Chantada, apostó por él para dirigir al Chantada B.

"Comezamos unha filosofía que aínda se segue agora de contar con xente nova e de Chantada para adestrar. El era un rapaz, pero gustáballe moitísimo este mundo. Eu xa o coñecía, porque fora o seu adestrador", indica Pateiro. A pesar de su juventud, Héctor Souto poseía, según Pateiro, unas aptitudes innatas para el entrenamiento. "Era moi novo, pero tiña a cabeza moi asentada e non deixaba nada ao azar. Estaba moi implicado coa filosofía do club e controlaba moito todo", destaca el exdirigente del Chantada.

Pateiro habla de Héctor Souto como un entrenador metódico y que preparaba al minuto cada sesión. Con esa descripción coincide una de sus exjugadoras, Iria Pérez González. Actualmente, milita en el equipo femenino del Chantada y en la campaña 2007-08 fue pupila del hoy técnico de O Parrulo en el equipo infantil y cadete de fútbol sala de las Escolas Deportivas Municipais.

"O que lembro de Hector é o seu perfeccionismo. Non era un adestrador estrito e facía sesións moi distendidas, lembro que invitaba a un bollicao á xogadora que mellor adestrara, pero ao mesmo tempo traía moi preparado nun caderno todo o que iamos traballar", relata Iria.

El técnico de O Parrulo también dirigió muy joven a Álex Porto, portero de la SD Chantada. "Adestroume cando era benxamín, polo que non pensaba tanto nos resultados como en axudar a mellorar o máximo posible a cada xogador. Era moi metódico. Non facía cambios de última hora nin improvisaba", señaló el meta.

TRAYECTORIA. Esa forma de trabajar llamó la atención del Prone, que lo reclutó para formar parte del cuerpo técnico liderado por Bruno García. Cuando el entrenador cambió Lugo por Granada, donde dirigió al desaparecido Oxipharma, no lo dudó a la hora de llevarse con él a Héctor Souto.

Tras aquella experiencia en Andalucía llegó el momento de emprender la exótica aventura de Vietnam. El preparador chantadés tuvo múltiples funciones en la selección de fútbol sala de este país, con el que disputó la Copa de Asia y el Mundial de Colombia en 2016, en el que el combinado vietnamita alcanzó los octavos de final.

Sus últimas experiencias en el país indochino ya fueron como entrenador principal, en la selección sub-20 y el Cao Bang. La División de Honor de la considerada mejor liga del mundo es la siguiente parada de un estimulante viaje.

De Chantada a la División de Honor con escala en Vietnam
Comentarios