lunes. 16.05.2022 |
El tiempo
lunes. 16.05.2022
El tiempo

El CCU, unión y fuerza para salir del pozo

Los cincos presidentes que tuvo el CCU de Monforte en sus dos décadas de vida. L.A.R.
Los cincos presidentes que tuvo el CCU de Monforte en sus dos décadas de vida. L.A.R.
El colectivo monfortino nació hace 20 años como última alternativa para un sector en el que todo el mundo echaba el cierre

El Centro Comercial Urbano (CCU) de Monforte reúne en la actualidad a más de 150 establecimientos comerciales, hosteleros y del sector servicios (entre otros) asentados en el municipio. Para los socios es una vía de asesoramiento, formación y gestión de ayudas públicas muy eficiente, además, se ha consolidado como fuerte dinamizador social. Su papel es ahora indiscutible pero atrás quedan dos décadas de lucha por darle una oportunidad a una ciudad que "tocaba fondo".

Es Ovidio Pérez Reñones, primer presidente del CCU, el que recuerda aquellos inicios. A nivel oficial el colectivo nació en 2003 pero el proyecto se gestó en 2002. Eran años complicados. El desmantelamiento de Renfe se consumaba totalmente y a eso se sumaba el golpe del cierre de la Chacinera. "Aquí no quedaba nada, todo cerraba y un grupo de personas vinculadas a la delegación de la Confederación de Empresarios de Lugo (Cel) entendimos que había que hacer algo porque ese difícil contexto nos arrastraba a todos", recuerda Reñones. "Yo asumí el papel de portavoz del grupo, pero no fui yo solo", matiza.

Empezaron a moverse y vieron que en localidades de Andalucía funcionaban las primeras áreas comerciales abiertas, asociaciones de pequeño comercio que servían para modernizar el sector.

En Pontevedra había una iniciativa en marcha y los de Monforte se pusieron en contacto con sus gestores. "Hicimos muchísimas reuniones con gente de otros sitios y aquí empezamos a recorrer comercio por comercio para presentarle a la gente nuestra idea", cuenta. En ese proceso hubo un encuentro clave organizado en las instalaciones del colectivo de constructores en la Avenida de Galicia. Explica Ovidio Pérez Reñones que para acceder a los programas públicos de puesta en marcha de las áreas comerciales "necesitábamos los avales de los establecimientos y en esa reunión había 70 personas, pero cada uno iba con sus ideas. Se veían entre ellos como competidores, no se daban cuenta de que cuantos más mejor, de que aunque haya varios negocios de lo mismo, unos tiran de los otros. A ese acto invitamos a un representante de la iniciativa de Pontevedra y los convenció de que la unión hace la fuerza. Salimos de allí con los primeros socios".

El colectivo tomó forma. Se desarrollaron los estatutos, la imagen de marca, se establecieron las cuotas de los socios y comenzó a rodar. "Vimos que el comercio, asociado al turismo y al vino, era el camino que había que tomar y ya empezamos con nuestras propias campañas de promoción turística y de comercio local", añade Ovidio Pérez, a quien en el año 2004 le encargaron la presidencia de la Cel en la zona y asumió las riendas del CCU Guillermo Rodríguez Vilaboa, que estaría en el cargo hasta el 2009. 

"Hace dos décadas ya vimos que el comercio tiene que ir de la mano del turismo y del mundo del vino", explica Ovidio Pérez Reñones

Guillermo Rodríguez recuerda muchas trabas en su etapa, en la que llegó incluso a "desatender mi negocio" para hacer todo el trabajo de gestión que conllevaba el CCU. "Había que viajar a Coruña, a Santiago, entrevistarse con unos, con otros...", rememora.

En esos primeros años, el CCU recibía el asesoramiento de una firma de Pontevedra pero querían caminar solos. "Era un servicio caro y lo ideal era gestionar los recursos aquí para las necesidades de aquí", insiste.

Este presidente desvela muchos conflictos abiertos, por ejemplo, con el propio Ayuntamiento. "Quisimos que nos ayudasen con la iluminación navideña, pero la asumimos toda nosotros", matiza, aunque también destaca la buena sintonía con otra gente como con José María Seijas, de la Federación de Comercio, "siempre nos ayudó mucho", destaca. 

Con Rodríguez salieron adelante varias campañas y se auspició el primero de muchos intentos de que cada comercio tuviese su página web, que tuvo una respuesta desigual.

"Fueron años de sacrificio, de desatender el negocio propio para gestionar el colectivo", añade Guillermo Rodríguez

A principios de 2009 el equipo liderado por Germán Vázquez tomaba las riendas del colectivo y en sus cuatro años de mandato se consolidó la presencia social del colectivo, despegó su faceta como dinamizador de la ciudad.

"Nuestra prioridad era sacar a la gente a la calle", cuenta Vázquez y apostaron por los mercados de la flor, las campañas de vuelta al cole, el Día de la Zoca, entre otras muchas iniciativas.

También tuvieron sus sinsabores. "Intentamos que el comercio abriese los sábados por la tarde y que se implantase una zona ORA o se cobrase el estacionamiento del parque de Os Condes para favorecer la rotación en los aparcamientos, iniciativas que no tuvieron éxito", recuerda. Pero nadie puede rebatirles su tirón social y su fuerza como grupo, algo que se veía en las galas del comercio que organizaron cada año en las que se homenajeaba a las firmas locales.

"Nuestra prioridad fue sacar a la gente a la calle, que comprase y disfrutase en Monforte, en su ciudad", explica Germán Vázquez

LA PRIMERA MUJER. María José Senra fue la primera mujer presidenta del CCU y su equipo consiguió algo que Germán Vázquez, su antecesor, le aplaude. "Lograron, por fin, que el Concello se implicase en la iluminación navideña".

Senra estuvo al frente del CCU hasta 2019 porque no se lograba relevo en el cargo. Ella recuerda también la lucha con las luces navideñas. "En 2013 las montamos nosotros mismos porque no encontrabamos empresa que lo hiciera", dice, y poco a poco el Concello se fue implicando.

"Fuimos ensenciales en la pandemia. Asesoramos a nuestros asociados en tiempos muy difíciles", concluye Juan Carlos González

De su etapa también son las noches temáticas, los desfiles de moda y las actuaciones de las orquestas, iniciativas que llenaron de gente la calle. También está orgullosa de haber recuperado la Feria de Muestras, un certamen multisectorial con empresas de todo el territorio nacional.

Apostaron por la formación de los asociados en materias como el escaparatismo o la digitalización y ella realza que "el CCU es vital para el comerciante individual como plataforma de información y gestión. Es la vía para estar actualizado en todo lo que te afecta".

"Para un comercio es vital contar con una plataforma como el CCU, que te mantiene al día de todo lo que te afecta", comenta María José Senra

Precisamente esa faceta de herramienta de información y formación para los propios asociados es una de las apuestas del actual presidente, Juan Carlos González. Entró a finales de 2019 y le pilló de lleno la pandemia. "Fuimos esenciales para los comerciantes, para saber qué tenían que hacer en sus locales, qué aforos les permitían o qué ayudas podían pedir. Asesoramos incluso a las gestorías. Además, cuando se pudo preparamos un autocine e hicimos decoración navideña. Ahora trabajamos para recuperar más convocatorias sociales y en la creación de páginas web para los asociados", concluye.

El CCU, unión y fuerza para salir del pozo
Comentarios