Un pueblo entero vuelve a clase

Los vecinos de A Ermida, en Quiroga, acuden a formación religiosa para mostrar su devoción por la Virxe dos Remedios y que el Obispado la reconozca con una coronocación canónica

Medio centenar de feligreses acudieron a la primera sesión formativa. EP
photo_camera Medio centenar de feligreses acudieron a la primera sesión formativa. EP

A los vecinos de A Ermida les ha tocado volver a clase. En este pequeño núcleo quirogués, que no supera el medio centenar de habitantes, están tramitando la coronación canónica diocesana de su Virxe dos Remedios. Se trata de un rito litúrgico consistente en la imposición de una corona en la cabeza de la imagen para resaltar la devoción que le profesan las gentes de la zona, algo que deben demostrar ante el Obispado lucense. Al mismo tiempo, tienen que formarse en una serie de sesiones impartidas por sacerdotes enviados desde otros municipios y que acaban de iniciar.

La primera llevó por título ‘Dios existe y está cerca’ y abordó la existencia de Dios y el conocimiento por la fe. El encargado de arrojar luz sobre este asunto fue Miguel Ángel Álvarez, que ejerce en 25 parroquias de A Fonsagrada y en Negueira de Muñiz. Asistieron medio centenar de feligreses; tanto de A Ermida como de otros puntos del municipio, al igual que ocurre en las misas dominicales.

No siempre será fácil que párrocos de otros puntos de la provincia encuentren un hueco los fines de semana para acudir a impartir esta catequesis en A Ermida, así que Jesús Río Ramilo, el cura titular de la parroquia, señala que irán fijando las fechas poco a poco. Asegura que algún vecino no pudo acudir a la primera clase y que otros se encuentran fuera, por lo que la grabaron en vídeo para compartirlo con ellos a través de un grupo de mensajería en el que los feligreses siguen con atención el proceso de la coronación. “Esta semana xa pediron sumarse uns cantos máis despois da primeira sesión, que eu valoro de xeito moi positivo. Dicían que cun grupo de entre 10 e 15 persoas xa pagaba a pena comezar a formación e xuntáronse medio cento”, destaca.

El párroco Jesús Río está satisfecho por la asistencia y señala que ya se han apuntado nuevos vecinos

Durante la novena, que en A Ermida se celebra los primeros días de septiembre, “xa dicía que a coroación é un camiño, non é só que veña o Obispo a colocar a coroa. É un recoñecemento da devoción cara á Virxe e unha oportunidade para fomentala e fortalecela”, manifiesta Jesús Río. El párroco pone de relevancia la importancia de este rito y añade que no suele solicitarse. Para hacerlo deben cumplirse varios requisitos, como “que a peza teña devoción durante moito tempo, mesmo valor artístico e demais aspectos”.

Esto no parece que vaya a ser un problema para A Ermida, donde el culto a la Virxe dos Remedios es secular. “Sábese pola antigüidade da imaxe da Virxe e pola careta do Meco orixinal, a máis antiga, que ten unha policromía barroca. Pode ser do século XVII ou XVIII. Tamén as Pampórnigas teñen anos”, indica el párroco. En cuanto al estado de la talla, Jesús Río explica que el proceso para restaurarla está en marcha. También están pendientes del diseño de la corona que el Obispo de Lugo impondrá a la Virgen. De esto último se está encargando el experto Francisco Naranjo, de Málaga. También de esta ciudad es la empresa que ejecutará la corona en plata.

La Virxe dos Remedios, en procesión el pasado mes de septiembre. C.J.G. (AEP)
La Virxe dos Remedios, en procesión el pasado mes de septiembre. C.J.G. (AEP)

“Será unha peza personalizada e antes de elaborala desprazaranse ata A Ermida para coñecer a figura e tomar medidas. En Andalucía teñen moita experiencia neste tipo de traballos”, asegura.

La idea es que todo esté listo para que la coronación tenga lugar el 9 de septiembre del próximo año, coincidiendo con las fiestas de A Ermida. Mientras tanto, los fieles seguirán reuniéndose en estas clases. Todavía tienen siete temas por delante.

La iniciativa surgió al hermanarse la parroquia quiroguesa con Castro Caldelas

La idea de solicitar esta coronación canónica surgió cuando la parroquia de A Ermida se hermanó con la de Castro Caldelas (Ourense), con la que comparte similitudes. Coinciden en contar en sus romerías con figuras muy conocidas, como el Meco y las Pampórnigas, en el caso de A Ermida, y el Irrio Peliqueiro, en la villa ourensana.

Además, las dos parroquias tienen la misma advocación mariana, celebran sus fiestas en septiembre y hasta cuentan con murales, cada uno en su localidad, que representan estas romerías.

La parroquia

A Ermida es también conocida por su Crismón, una valiosa pieza datada en el siglo V que fue hallada en el tempo quirogués, donde se empleaba como mesa de altar. Considerado un testigo clave de la historia de Galicia, se trata de un disco de 95 centímetros de diámetro realizado en mármol.

En 1925, la pieza fue trasladada a la catedral de Lugo, donde luce entre las colecciones de arqueología, numismática, imaginería, orfebrería litúrgica y otros fragmentos del Museo Diocesano de Lugo. Desde hace una década, el santuario da A Ermida dispone en su altar de una réplica.

Más allá de lo religioso

La romería de A Ermida es por todos conocida en el valle de Quiroga y trasciende más allá del aspecto religioso. Las figuras del Meco y las Pampórnigas son muy populares y son muchos los que acuden cada año a ver su salida los días 8 y 9 de septiembre. Otros, además de ver al Meco, deciden beberlo. Y es que, desde el mes de marzo, la bodega Casa de Outeiro comercializa con este nombre un vino tinto de la variedad mencía que está muy presente en la hostelería de la villa.

Precisamente, la etiqueta de esas botellas es una imagen del mural de grandes dimensiones que representa la romería de A Ermida y que puede verse en el centro de Quiroga. Obra del artista Yoseba MP, fue promovido por la asociación Quiroga en Marcha y su coste ascendió a los 4.400 euros, que fueron financiados gracias a la colaboración de vecinos.

Comentarios