sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Los catadores de Peñín, sorprendidos por la alta calidad de los vinos de Ribeira Sacra

Javier Luengo (en primer plano) y Alberto Ruffoni. TOÑO PARGA
Javier Luengo (en primer plano) y Alberto Ruffoni. TOÑO PARGA

Javier Luengo y Alberto Ruffoni fueron los encargados de evaluar 75 caldos y destacaron el "gran trabajo" de viticultores y bodegueros

El Centro do Viño de Monforte se convirtió en el escenario para que Javier Luengo, responsable editorial de la Guía Peñín, y Alberto Ruffoni, responsable de la escuela de cata del manual, probaran hasta 75 caldos correspondientes a la última cosecha de la Ribeira Sacra. Los dos especialistas acabaron gratamente sorprendidos por la alta calidad de los vinos y expondrán sus conclusiones en la próxima edición de la guía.

La Guía Peñín es uno de los manuales de vino más completos del panorama internacional. Sus profesionales catan al año más de 11.500 vinos y desde hace más de diez organizan cursos de cata a todos los niveles en un trabajo orientado a la promoción de la cultura del vino.

Tanto Javier Luengo como Alberto Ruffoni reconocen que llegaban a esta cata "conscientes de las dificultades que han pasado muchas zonas de la geografía nacional por culpa de las heladas, de las granizadas y de la sequía".

Tras probar los 75 caldos, una amplia mayoría de ellos tintos, sus conclusiones distan mucho de lo que en un principio pensaban encontrarse. "La sorpresa es que no hemos hallado ningún problema fruto de la climatología", reconoce Javier Luengo.

MADUREZ. "Es una cosecha madura que le viene muy bien a estos vinos, que domina todos los matices balsámicos y que está complementada por otros de hierba verde un poco húmeda", apunta el especialista. Según Luengo, esto se debe a las buenas prácticas de viticultura de los bodegueros de la zona. "Han leído muy bien la partitura en unos momentos muy complicados y han logrado una muy buena cosecha en líneas generales".

Tanto Luengo como Ruffoni pusieron especial énfasis en los vinos blancos. "A nivel de blancos, que siguen siendo residuales en la denominación de origen, hay un nivel medio muy alto. La puntuación media es muy destacada. Llama la atención la poca tradición histórica en esta elaboración y la alta calidad que tienen los pocos que se elaboran", reconoció Javier Luengo.

En cuanto a los tintos, Luengo valoró la aparición de "elaboraciones más sofisticadas, con expectativas superiores" que ofrecen algunos vinos. "Encontramos más vinos con crianzas, algo muy positivo porque es una zona muy complicada de trabajar. Son caldos de claro corte atlántico, algo que busca el consumidor hoy en día porque no son empalagosos. La madera es casi testimonial", aclaró el catador de la Guía Peñín.

Los catadores de Peñín, sorprendidos por la alta calidad de los...
Comentarios