sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

El casco histórico de Monforte tendrá una protección especial desde octubre

Estado en el que se encuentran varias viviendas de la emblemática zona de A Compañía. ANA RODIL
Estado en el que se encuentran varias viviendas de la emblemática zona de A Compañía. ANA RODIL
La Xunta le dio su visto bueno al plan el pasado mes de junio tras solicitar unas rectificaciones

El plan especial de protección del conjunto histórico de Monforte verá la luz de forma definitiva a finales de octubre, previsiblemente en la sesión que celebrará el pleno de la corporación el día 26. El alcalde, el socialista José Tomé, indicó que se ultiman los documentos necesarios para ello, como los informes definitivos y necesarios de los servicios jurídicos y urbanísticos del Ayuntamiento, con lo que se completará el visto bueno dado por la Xunta en el pasado mes de junio que comenzó a tramitarse en el 2016.

El plan especial propone medidas para recuperar e impulsar los valores sociales, culturales, económicos, ambientales, edificatorios y funcionales del casco viejo; pero con especial atención a la ordenación del espacio, que ocupa algo más de 69 hectáreas del centro de Monforte,

El ámbito del plan especial se corresponde esencialmente con el declarado Bien de Interés Cultural mediante el decreto 187/2005, de 16 de junio, que modificó uno anterior, de 1973, incorporando como zonas de respeto los barrios de Ramberde, Carude y Praza do Piñeiro, así como las orillas del río Cabe.

El área objeto de protección abarca una superficie de 52,51 hectáreas que se corresponden propiamente con el conjunto declarado como BIC y 17,67, a las zonas de respeto. La delimitación del plan rectifica el perímetro del conjunto, adaptándose al parcelario existente.

Contar con una herramienta de estas características fue, sin éxito, objeto de interés por parte del alcalde popular Nazario Pin Fernández (1995/2003) y del nacionalista Severino Rodríguez Díaz (2003/2015), sin que ninguno de estos regidores fuesen capaces de sacarlo adelante.

PENDIENTE. La asignatura pendiente de todos los gobiernos de Monforte desde la época de Celestino Torres, y más concretamente desde 1985, es sacar adelante un Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

El popular Nazario Pin y el nacionalista Severino Rodríguez lo intentaron. Pagaron proyectos millonarios para unos estudios que acabaron en un cajón.

Un instrumento para intentar evitar la ruina
El alcalde de Monforte está convencido de que el plan especial de protección del conjunto histórico servirá para frenar el deterioro de muchos inmuebles antiguos. Y es que cada de vez son más aquellos que por falta de mantenimiento presentan un estado lamentable.

Si hay que fijar el ojo en una zona de la ciudad, A Compañía, junto al colegio del Cardenal, cada día presenta un estado más penoso, con vallados y casas semiderruidas, saneadas, para que no causen daños a los viandantes.

Trámites sencillos. José Tomé declaró este jueves que el documento que se espera aprobar de forma definitiva a finales de octubre fija las condiciones para la rehabilitación de viviendas. Asimismo, se mostró convencido de que servirá para que los propietarios "poñan en valor as súas casas, pois os trámites a realizar serán sinxelos e accesibles para todos". A modo de resumen, Tomé aseguró que serán "moito máis rápidos".

El casco histórico de Monforte tendrá una protección especial desde...
Comentarios