Domingo. 21.10.2018 |
El tiempo
Domingo. 21.10.2018
El tiempo

Casa Macán comienza las pruebas con la planta de biogás puesta por Norvento

La planta de biogás de Casa Macán en Taboada. TOÑO PARGA
La planta de biogás de Casa Macán en Taboada. TOÑO PARGA

El objetivo de la quesería de Taboada es reducir su dependencia de la red eléctrica convencional mediante el purín y sus residuos vegetales 

La quesería de Taboada Casa Macán ha comenzado a probar la planta de biogás que le instaló en su día el grupo empresarial Norvento Enerxía. El objetivo de esta iniciativa es que la firma taboadesa reduzca su dependencia de la red eléctrica convencional. Para ello, se valdrá del purín generado por el ganado y de los residuos vegetales de deshecho.

La planta de biogás de Norvento, que firmó un convenio para trabajar con Casa Macán el pasado octubre, tiene la finalidad de que una industria con alta carga de residuos orgánicos pueda generar con ellos electricidad y calor. Según precisó en su día el responsable de la quesería de Taboada, Eladio Rigueira, la planta de biogás está pensada para cubrir el 40% de las necesidades energéticas primarias de la empresa una vez finalicen las pruebas.

En concreto, las plantas de biogás instaladas por Norvento servirán para que Casa Macán satisfaga el 90% de la demanda total de energía eléctrica los fines de semana, así como el 25% del calor que necesita para mantener las granjas y la fábrica de quesos.

Con los deshechos de esta, habría material suficiente para producir 100 kilovatios eléctricos y 250 térmicos. Además, la planta de biogás de Casa Macán permitirá procesar 3.800 metros cúbicos de purín y 1.500 toneladas de residuos vegetales al año.

El proceso ya iniciado comienza con la recogida de los residuos, que se almacenan y tratan antes de producir el biogás. Este se desarrolla en un digestor y se guarda en un gasómetro. Después, es refinerado y enviado a una caldera o motor de cogeneración, donde empieza a producir energía.

OTRO MODELO. La apuesta, tanto de Casa Macán como de Norvento, es la de recurrir a los residuos orgánicos para producir una energía más limpia y a un precio mucho más competitivo. Eladio Rigueira señaló que Norvento es además la que asume todo el coste de las instalaciones. "Pagamos por el consumo energético que realicemos, pero a un precio mucho más barato que estando conectados a la red eléctrica convencional", dijo.

En Casa Macán también consideran que este proyecto puede suponer un "escaparate" para la propia Norvento, así como un incentivo para muchos ganaderos. Para la quesería de Taboada, este sistema puede suponer una oportunidad de reducir costes mediante el aprovechamiento de aquellos residuos que ella misma genera con su actividad.

Casa Macán comienza las pruebas con la planta de biogás puesta por...
Comentarios