El Camino de Invierno superó otra vez los 2.000 peregrinos el año pasado

La mayoría comienzan la ruta en Ponferrada y Monforte es el lugar preferido por los usuarios cuando empiezan a andar en la Ribeira Sacra
Asunción Arias, con un 69% de discapacidad, hizo el Camino de Invierno con una 'handbike'. ARCHIVO
photo_camera Asunción Arias, con un 69% de discapacidad, hizo el Camino de Invierno con una 'handbike'. ARCHIVO

El Camino de Invierno volvió a situarse por encima de los 2.000 peregrinos el año pasado. En concreto, fueron 2.022 las personas que apostaron por la ruta que atraviesa la Ribeira Sacra, a la que se recurría antiguamente para llegar a Santiago y esquivar la nieve de O Cebreiro.

Los datos facilitados por la Oficina del Peregrino, en la capital gallega, muestran que el recorrido, oficial desde 2016, ha mostrado su auge los dos últimos años. Y eso que en 2023 perdió algo de fuelle (un 14% menos de peregrinos) respecto al año anterior, cuando hicieron el Camino de Invierno un total de 2.352 personas.

Hasta el año 2022, el mejor registro se había dado en 2019, con 1.035 peregrinos. Podría decirse que entonces se dio el salto de calidad que consolidó al Camino de Invierno como alternativa para llegar en peregrinación a Santiago. Los datos de 2020 (406 peregrinos) y 2021 (932) están, en cambio, claramente condicionados por coincidir con los peores momentos de la pandemia de covid-19.

Dónde empezar la ruta

Según reflejan las cifras de la Oficina del Peregrino, la inmensa mayoría inicia el recorrido por el Camino de Invierno en Ponferrada. En concreto, en 2023 fueron 1.331 las personas que comenzaron a andar en tierras bercianas.

Si la Ribeira Sacra es el punto seleccionado para comenzar la ruta, Monforte es el lugar preferido para hacerlo. Fueron 326 los peregrinos que emprendieron el camino a Santiago desde la ciudad del río Cabe, seguida por Chantada, con 72. El siguiente punto de la comarca es Quiroga, donde empezaron a caminar un total de 45 personas.

¿Cuál es la procedencia de los peregrinos?

Casi todos los peregrinos que apuestan por el Camino de Invierno (1.359 en 2023) son españoles. Andalucía, con 338, es la comunidad que más visitantes aporta, con 338, seguida de Madrid (177) y Cataluña (155). Andaluces, madrileños y catalanes van más por la ruta que los propios gallegos, que fueron 140 el año pasado.

Además, según la Oficina del Peregrino, el Camino de Invierno atrajo a 644 extranjeros en 2023. La mayoría de ellos (109) llegaron desde Italia y los hubo también de Portugal (91) o Estados Unidos (54), entre otras muchas nacionalidades como Puerto Rico (40), Eslovaquia (39) o Alemania (38).

Respecto al medio utilizado por los peregrinos para llegar a Santiago, la mayoría lo hacen a pie. Fueron 1.731 quienes completaron el Camino de Invierno andando en 2023, muy por encima del siguiente método de transporte utilizado, que es la bicicleta, a la que recurrieron 191 personas.

En la Oficina del Peregrino registraron, además, otros sistemas muy curiosos de llegar a Santiago a través del Camino de Invierno. Hubo siete peregrinos que el año pasado realizaron la ruta a caballo y hay un caso de una persona que lo hizo en silla de ruedas.

Por otro lado, el mes en el que se detectó una mayor presencia de peregrinos por el Camino de Invierno en 2023 fue junio.

Por el Camino con una handbike 

Una de las historias curiosas que dejó 2023 en el Camino de Invierno fue la de Asunción Arias. Esta mujer de 70 años preside la asociación Amigos do Camiño de Santiago por Valdeorras y padece una discapacidad del 69% que no le impidió realizar la ruta en mayo del año pasado. Para ello, se ayudó de una handbike, un aparato que se acopla a una silla de ruedas y permite a los usuarios practicar deporte en ella, siendo muy habitual su uso, por ejemplo, para hacer atletismo. 

Empezó la ruta con un encuentro con el presidente de Discamino, Javier Patillas, quien la animó a probar. Su entrenamiento fue en Vigo, primero con pedales fijos y luego con bicicleta. Todos los días se ejercitaba unas tres horas.

Comentarios