viernes. 05.06.2020 |
El tiempo
viernes. 05.06.2020
El tiempo

El cambio climático obligará a cultivar la vid a más altura y usar otras variedades

Un grupo de participantes en la jornada celebrada en Monforte. EP
Un grupo de participantes en la jornada celebrada en Monforte. EP
La estación de viticultura de Galicia realiza estudios para  adelantarse a la subida de la temperaturas, con efectos dispares para la uva 

La Estación de Enoloxía e Viticultura de Galicia (Evega) celebró este martes en Monforte una jornada para abordar los retos a los que se enfrenta el sector vitivinícola ante el cambio climático. Las temperaturas son año tras año cada vez más altas y la escasez de lluvias durante meses influye en la calidad de las uvas que tradicionalmente se cultivan en un determinado territorio, como la Ribeira Sacra. Los expertos creen que el cultivo a mayor altura y el uso de nuevas variedades son la respuesta para los productores.

El catedrático de edafología Francisco Díaz Fierros sugiere que habrá que escoger unos tipos de uva que se adapten a la nueva situación climática, o lo que es lo mismo, a veranos más secos de lo que hasta ahora era habitual.

EFECTOS DISPARES. Los expertos suelen coincidir en que los efectos del calentamiento global sobre la viticultura serán muy dispares según cada zona y apuntan a que en algunas incluso resultarán positivos. Este es el caso de una investigación que tuvo como eje central la variedad mencía, uva predominante en la Ribeira Sacra.

El análisis concluyó que podrá cultivarse en las zonas más altas de la denominación de origen para mitigar parte de los efectos del cambio climático. Así, en la Ribeira Sacra se irán aprovechando nuevas zonas a medida que se hagan más drásticos los desfases atmosféricos.

A diferencia de otras denominaciones de origen de relieves más uniformes, el escenario de la viticultura en la Ribeira Sacra ofrecería, por su peculiar orografía, importantes ventajas con vistas al cambio climático.

El aspecto negativo, y por extensión el de la ausencia de lluvias de forma regular, obligará a que los viticultores se familiaricen con técnicas de riego o bien trasladen los viñedos a zonas más frescas, de mayor altitud, como se recoge en una tesis doctoral realizada en el Consejo Superior de Investigaciones científicas (CSIC) por la monfortina Iria Rodríguez Vega.

Se ha señalado, además, que el llamado estrés hídrico es bueno para la vid, pero en su justa medida para una variedad como la mencía, ya que la ausencia prolongada de agua puede parar los procesos fisiológicos de la planta.

En resumidas cuentas, habrá que adaptarse. Será necesario analizar año tras año la evolución del clima en la Ribeira Sacra para minimizar los efectos del aumento de la temperatura y la escasez de precipitaciones cuando la uva necesita agua para engordar y disponga del grado alcohólico justo para elaborar unos vinos que si destacan por algo es por su frescura, no por su alta graduación.

RESPUESTA. Con el objetivo de conocer aquellas variedades de uva más resistentes frente al cambio climático y que pueden contribuir a paliar sus efectos, el Instituto Galego da Calidade Alimentaria (Ingacal) puso en marcha el proyecto "Diversidad de levaduras y de variedades de vid para la adaptación al cambio climático en vitivinicultura" con el apoyo de la Fundación Biodiversidad.

La Estación de Viticultura y Enoloxía de Galicia dispone de un banco de germoplasma que incluye hasta 67 cultivos distintos de Vitis vinifera, variedades de uva que se han utilizado con el fin de investigar su potencial para paliar los efectos del cambio climático durante la elaboración del vino con mostos de elevada concentración de azúcares y baja acidez.

Galicia dispone de variedades útiles para afrontar las consecuencias del cambio climático. Entre ellas están, dentro del ciclo largo y con acidez elevada, la "loureira" (blanco) el "caíño longo", el "caíño tinto" o el "sousón" (tinto).

Quiroga acoge un curso de cata de vino en diciembre

El museo etnográfico de Quiroga acogerá entre los días 9 y 19 del próximo mes de diciembre un curso de cata de vino "especiales y genuinos". El formador será Manuel Sánchez, de la Escola de Cata de Viños de Galicia. Las clases se desarrollarán entre las siete menos cuarto y a las diez de la tarde.

Matrícula

Las personas que deseen participar deben inscribirse en la casa de la cultuira o llamar al teléfono 982 435 125

El cambio climático obligará a cultivar la vid a más altura y usar...
Comentarios