domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Una bodega de Quiroga recolecta 2.200 kilos de uva durante la noche

Vendimia nocturna en Margaride. NÉMESIS CREACIONES
Vendimia nocturna en Margaride. NÉMESIS CREACIONES
Es el segundo año que la misma firma apuesta por hacer los trabajos tras la puesta de sol para no romper la cadena térmica de la fruta

Con focos frontales y sin sol en el cielo. Así trabajaron entre las 22.00 y la 1.30 horas las 25 personas que hicieron posible la segunda vendimia nocturna de la Ribeira Sacra, otra vez realizada por la bodega quiroguesa EDV 2015, que ya hizo esta novedosa apuesta el año pasado. El resultado, 2.200 kilos de uva de la variedad godello recolectados.

El propietario y promotor de esta llamativa propuesta, Pablo González, resaltó que la experiencia fue, como en la campaña anterior, «excelente» por el buen estado de la fruta tras la recogida. Las temperaturas no subieron de los 15 grados con los que se empezó a trabajar en este viñedo ubicado en Margaride, en la subzona de Quiroga-Bibei. Al terminar la jornada, el termómetro marcaba los siete grados.

"Non vendimamos nunca con calor para evitar que se rompa a cadea térmica da froita. Así conseguimos un viño moito máis forte e con sabores en boca máis potentes", explica Pablo González. El objetivo de la iniciativa es no someter las uvas a cambios de temperatura bruscos.

El año pasado, Pablo González esperó a que la cosecha fuese sometida a cien horas de luz ininterrumpida y para ello se sirvió de unos focos que estimulaban la fotosíntesis de la planta incluso en las horas sin sol. Esta vez no ha habido tanta irradiación. El responsable de EDV 2015 señala que las uvas han recibido luz durante dos días seguidos, con sus respectivas noches.

De esta particular recogida deberían salir unas 1.500 botellas de vino blanco. Todas ellas saldrán de godello vendimiado por la noche. Es la única parcela en la que Pablo González y sus ayudantes trabajan después de ponerse el sol, aunque el viticultor insiste en que su idea es evitar las recogidas en horas de mucho calor para no exponer la fruta al lógico contraste de temperaturas que se produce al pasar de la cepa a la bodega.

OTRAS PARCELAS. La actividad no ha finalizado en este punto de la Ribeira Sacra. EDV 2015 se dedicará ahora a recoger las variedades tintas. No lo harán de noche, pero sí a primera hora de la mañana o las últimas de la tarde.

Sobre el producto final, el vino que derivará de la vendimia nocturna, Pablo González tiene claro lo que pensar. "Hai que partir da base de que o 99% dos viticultores teñen hoxe un bo produto. O importante agora é innovar para diferenciarse", concluye.

Una bodega de Quiroga recolecta 2.200 kilos de uva durante la noche
Comentarios