jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Belesar se rebela contra la alta velocidad de las embarcaciones privadas

Los vecinos culpan de los destrozos en Belesar a embarcaciones que pasan a excesiva velocidad. M.PIÑEIRO
Los vecinos culpan de los destrozos en Belesar a embarcaciones que pasan a excesiva velocidad. M.PIÑEIRO
Los vecinos han recogido firmas y afirman que el oleaje producido por las lanchas ha provocado numerosos deterioros en el entorno

"Non sei no resto da Ribeira Sacra, aquí van declarar o Patrimonio da 'deshumanidade", afirma, contundente, uno de los vecinos de Belesar que han estampado su firma en el escrito para pedir medidas contra la excesiva velocidad a la que pasan a la altura de este núcleo de población (compartido por Chantada y O Saviñao) algunas embarcaciones privadas.

Los residentes están convencidos de que el oleaje ocasionado al navegar es el principal responsable de los numerosos deterioros producidos en la zona en los últimos tiempos. Uno de ellos fue el desprendimiento de una parte de la carretera en el lado de la parroquia perteneciente a Chantada, ocurrido el pasado agosto.

"Botáronlle a culpa ao mal tempo, pero non choveu tantos días nin tan forte", señalan varios vecinos, que lo tienen muy claro. "O problema é que as embarcacións pasan demasiado rápido e crean unhas ondas que debilitan os terreos", subrayan.

Por esa razón se han unido para pedir medidas. Dicen que el problema empezó a agravarse hace dos o tres años, cuando la zona "comezou a estar de moda". Desde entonces, casi todos los veranos se han producido incidencias, si bien ninguna tan llamativa como el desprendimiento de agosto, que obligó a la Diputación de Lugo, titular de la carretera, a cortar el tráfico durante los arreglos.

Los vecinos eximen de responsabilidad al catamarán, que "vai á velocidade á que ten que ir"

"Uns quilómetros máis adiante, chegando a Pincelo, un veciño quedou sen bancais nunha ribeira. Viñéronse abaixo por culpa dos golpes das ondas", indica un residente. Otro denuncia destrozos en su propia barca, que estaba atracada. Tuvo que llevarla a arreglar, afirma, porque una de las embarcaciones pasó a demasiada rapidez y muy cerca de ella.

"Nunca tal me pasara. Evidentemente tiven que arranxar a barca outras veces, pero nunca por esta causa", afirma. El hombre recuerda que muchos de sus vecinos son poseedores de barcas como la suya. En su día fueron muy importantes para favorecer la comunicación entre los distintos lugares y hoy aún ayudan a desarrollar tareas como el cuidado de las viñas o la vendimia.

FIESTAS. Otro de los problemas el pasado verano —el de la pandemia, con el ocio nocturno ausente— se dio los fines de semana. En más de una ocasión, los vecinos se despertaron por el ruido de fiestas, celebradas en varios casos en las propias embarcaciones, ya durante la madrugada.

Los residentes aclaran además que son siempre lanchas, barcas o motos acuáticas privadas las que ocasionan estos problemas. Eximen de responsabilidad al catamarán que inicia una de las rutas fluviales organizadas por la Diputación desde uno de los dos embarcaderos de Belesar. "Nin o notamos, vai á velocidade á que ten que ir", aseveran los vecinos.

Su texto, concluye, ya ha llegado a manos de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS). Ahora esperan que se tomen medidas para que sea posible conciliar el ocio y la diversión con la vida diaria y la tranquilidad de quienes habitan en la zona.

Se permite navegar a remo, vela y motor 
La CHMS tiene habilitada en su página web la actual normativa referente a la navegación en los embalses de su demarcación para la visualización de cualquier persona interesada. En el de Belesar están permitidas, según se recoge en dicho documento, las embarcaciones a remo, vela y motor. En este último caso se incluyen las motos acuáticas. 

Propuestas 
Los vecinos de Belesar reclaman, además de controles de velocidad, que se vigilen posibles derrames de aceite o gasolina en el agua, hecho que sucede, según denuncian, bastante a menudo. Otra de las medidas subraya la importancia de vigilar la ocupación de las embarcaciones, que ven desmedida en algunos casos.

Belesar se rebela contra la alta velocidad de las embarcaciones...
Comentarios