jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

Un chantadés y su pareja, pioneros en el arte de cultivar en miniatura

Fran Quinzán y Fabiola Flores, delante de una estantería con microbrotes de su proyecto.
Fran Quinzán y Fabiola Flores, delante de una estantería con microbrotes de su proyecto.
Fran Quinzán y Fabiola Flores han ideado un sistema para cosechar microbrotes de hortalizas o verduras que es novedoso en Galicia 

Una pareja ha ideado un sistema para cultivar brotes en miniatura de hortalizas o verduras pionero en Galicia, pero que está al alza en Estados Unidos. En ese país vivieron un tiempo Fran Quinzán, natural de Chantada, y su pareja, Fabiola Flores, que comprobaron cómo funciona allí un sector que en España todavía es muy desconocido. "Aquí non hai microbrotes nin no supermercado e alí contan ata con feiras e mercados propios para eles", explica Quinzán

Al regresar a España, en 2016, y después de un tiempo pensando qué podían hacer para emprender, decidieron abrirse paso en este ámbito novedoso. En Vigo, donde residen, alquilaron un céntrico local para cultivar los microbrotes. Cuentan con unas 20 variedades, que venden principalmente a la hostelería. También alguna tienda de alimentación se las solicita.

"O máis habitual é que se interese por eles a restauración elaborada, aínda que non por iso máis cara. Moitos dos nosos produtos úsanse en establecementos con menús do día", señala Fran, quien detalla algunas de las cualidades de este tipo de cultivos. "Para os cociñeiros é moi bo porque permite unha presentación moi boa, é moi limpo estéticamente. Logo está a intensidade do sabor. Saben igual. Ademais son alimentos moi concentrados nutricionalmente", relata.

Xa temos unha boa clientela, malia que comezamos petando nas portas dos restaurantes

Para llegar a las hortalizas, coles, cilantros, girasoles, plantas, aromáticos, cebollas, rábanos, rúculas, guisantes, acelgas, zanahorias o berros que se encuentran en los almacenes de Vivegreen -nombre de la empresa fundada por la pareja- hay que pasar por un proceso sencillo, pero que precisa de un gran número de semillas. Y no unas cualquiera. Es tan importante acertar con la cantidad, para que la planta no se estropee, como con la calidad.

"Necesitamos que xerminen o 90% das sementes para conseguir o produto final. Xa temos unha cantidade de gramos determinada para cada exemplar e tamén a temperatura á que xerminan máis rápido", comenta Fran Quinzán.

Él y Fabiola humedecen sustrato de coco -un material que, según explica Fran, "retén moi ben a auga"- para soportar las raíces. Lo hacen en bandejas de 20 por 30 centímetros. En ellas esparcen entre 20 y 30 gramos de semillas.

Luego comienza el proceso de desarrollo que finalizará con el microbrote. Es rápido. Gracias al sustrato de coco y a una temperatura ideal, la raíz puede empezar a salir a partir de las 48 horas.

En cuanto asoma el tallo, Fran y Fabiola pasan la planta a una zona oscura y al cuarto o quinto día, en función de su evolución, la someten a luz para que crezca. En 15 o 20 días, si todo va bien, el microbrote debería estar listo para cortar, envasar y entregar al cliente.

"Comezamos hai dous anos e a experiencia está a ser moi positiva. Xa temos unha boa clientela, malia que comezamos petando nas portas dos restaurantes", indica Fran Quinzán, que no tiene dudas a la hora de ensalzar lo innovador que es su negocio y el de Fabiola: "Neste traballo somos pioneiros. Unha inspectora que nos visitou comentounos que ninguén en Galicia tiña unha empresa coma a nosa".

En 2018 comenzó una iniciativa empresarial que ha convertido a Vivegreen en una marca de referencia

 Para desarrollar su proyecto, Fran Quinzán y Fabiola Flores alquilaron un local en el centro de Vigo y lo acondicionaron de acuerdo a las necesidades de su actividad. En el interior hay dos estanterías de varios niveles donde se acomodan las bandejas con las cosechas. Muchos de sus clientes acuden allí a buscar sus encargos. En otras ocasiones son Fran y Fabiola quienes se encargan de llevárselos al comprador.

En 2018 comenzó una iniciativa empresarial que ha convertido a Vivegreen en una marca de referencia en lo que se refiere al cultivo de microhortalizas y verduras en Galicia. Un proceso rápido, pero controlado, y un ambiente ideado para un desarrollo correcto de los alimentos son las bases de un negocio que persigue la innovación y la alimentación sostenible.

Por si fuera poco, los clientes de Fran y Fabiola parecen muy satisfechos con el carácter estético que estos diminutos elementos proporcionan a sus recetas.

Un chantadés y su pareja, pioneros en el arte de cultivar en miniatura
Comentarios