martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

Amandi ensalzó sus vinos en un año duro

undefined
Cata oficial en la Feira do Viño de Amandi. EP
Cruceiro, Viña Cichón, Viña Mezquita, Adega A Carqueixa y Finca Cuarta fueron premiados en una feria a la que acudieron 90 personas

Por fin puede decir el Ayuntamiento de Sober que ha celebrado la edición número 40 de la Feira do Viño de Amandi. Esta subzona de Ribeira Sacra ensalzó sus caldos en el año más duro con la intención de estimular las ventas de cara a una Navidad que, aunque distinta, está ya a la vuelta de la esquina.

Tras la cata oficial celebrada el sábado, la muestra dio a conocer este domingo los ganadores. En la categoría de tintos jóvenes compartieron honor Cruceiro, Viña Cichón y Viña Mezquita, mientras que en la de blancos el vencedor fue Finca Cuarta. Adega A Carqueixa recibió el premio a añadas de otros años gracias a Garoubas 2018.

Así lo determinó el panel compuesto por los enólogos David Ledo Varela, Cristina Mantilla González y Mayra Ratón Fernández, el periodista especializado Luis Díaz y los sumilleres Natalia Cid Mayo y Manuel Corralero Geanini. El premio para los bodegueros consistió en una pieza exclusiva elaborada en la rectoral de Gundivós.

Desde la organización destacaron que el número total de asistentes a la feria rondó entre el sábado y el domingo las 90 personas. Eso sí, en grupos muy esparcidos. Nunca se llegó al aforo máximo permitido (60) en el salón del hotel Eurostars Pazo de Sober, escenario de una Feira do Viño de Amandi diferente, obligada a reinventarse por la pandemia.

Todas esas personas que se pasaron por la muestra tuvieron que solicitar una invitación previa. Al entrar, cada asistente debía apuntar sus datos y un contacto en una hoja para dejar constancia de su presencia. Una vez completados estos pasos iniciales esperaban las 55 referencias de las 28 bodegas que participaron en la edición más atípica de la feria soberesa.

El gel hidroalcohólico y las mascarillas no faltaron a una cita con aire muy profesional. El formato elegido fue similar al Túnel do Viño que suele celebrarse cada año en la feria, cuando no hay pandemias que se interpongan. Los vinos descansaban en mesas y el público interesado fue probando de cada botella, descubriendo los sabores de la nueva temporada.

Esta feria especial, que se hizo mucho de rogar desde aquel 5 de abril previsto inicialmente como fecha para su celebración (primero la convocatoria de las elecciones autonómicas y luego la pandemia obligaron a ir moviendo el evento en el calendario), se clausuró con la entrega de premios. En ella estuvo presente la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro.

La representante de la Xunta destacó el papel del vino para apostar por una oferta turística "de calidade e diferenciada". Castro recordó que Galicia tiene cerca de la mitad de las bodegas de España distinguidas con una Q de calidad turística y animó a seguir en esa dirección en el futuro.

Amandi ensalzó sus vinos en un año duro
Comentarios