Domingo. 26.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 26.05.2019
El tiempo

Tres alumnos de la Ribeira Sacra logran una beca Amancio Ortega

David López. TOÑO PARGA
David López. TOÑO PARGA

Cursarán primero de BAC en Canadá o Estados Unidos con todos los gastos pagados

Andrea Dafonte González, David López Pérez y Eva Willmott Pérez son tres de los cien alumnos gallegos que el próximo curso realizarán estudios al otro lado del Atlántico a través de un programa de becas de la Fundación Amancio Ortega. Estarán diez meses en Canadá o Estados Unidos, donde cursarán primero de BAC y vivirán con una familia de acogida. La fundación asume todos los gastos de matrícula en el High School, manutención, alojamiento o seguro médico. Ellos solo tendrán que centrarse en sus estudios, aunque en todo el curso no podrán volver a casa de vacaciones ni recibir visitas.

TEAU1041Andrea Dafonte estudia en el centro San Tomé do Carballo de Taboada y se apuntó a la convocatoria de becas porque le gustan "os idiomas e viaxar, así que estiven buscando bolsas en internet para estudar fóra e atopei estas", apunta. Localizó testimonios en You Tube de becados de otros años y vio que las valoraciones eran muy buenas, así que no lo dudó.

Tanto ella como los demás alumnos que optaron al programa tuvieron que superar una serie de pruebas de inglés. La primera fue escrita y se desplazaron a Santiago para hacerla. Después resolvieron a través de Skype una exposición oral y una entrevista. Además, se tuvieron en cuenta las notas de tercero de Eso y la renta familiar.

Creo que será unha boa oportunidade para mellorar o meu nivel de inglés e, de cara ao futuro, a estancia pode axudarme para entrar no mercado laboral

A Andrea Dafonte la pilló por sorpresa haber entrado porque sabía que había miles de alumnos que optaban a una plaza (había 100 becas para Galicia y 500 para el resto de España). "Agora hai que rematar cuarto da Eso e despois chegará o momento de preparar todo para marchar. Creo que será unha boa oportunidade para mellorar o meu nivel de inglés e, de cara ao futuro, a estancia pode axudarme para entrar no mercado laboral porque non descarto estudar algo no ámbito dos idiomas", dice. También considera que es un buen momento para poner a prueba su independencia.

A Andrea le resultaba más atractiva la idea de viajar a Estados Unidos pero también está contenta con la opción de Canadá. "Por agora só sabemos que estaremos na provincia de Ontario", dijo.

Soy una apasionada de viajar y de conocer nuevas culturas, así que mi plan es aprovechar cuantas becas pueda para ello

David López Pérez estudia en el colegio Escolapios de Monforte y también viajará a Canadá. Le da pena pensar en que en diez meses no podrá ver a los suyos pero dice que por ello está "aprovechando el tiempo al máximo". Fue su madre la que le habló hace algún tiempo de estas becas y este año que cumplía los requisitos no se lo pensó. "Creo que es una oportunidad única poder pasar un año en el extranjero", dice. A David las pruebas de acceso le parecieron asumibles.

Ahora reparte el tiempo entre las clases y los entrenamientos de voleibol pero tras el verano tendrá también que cruzar el charco. Aprovechará la estancia para mejorar su nivel de inglés, sacar adelante el curso e ir pensando hacia dónde quiere orientar sus estudios "porque por ahora no lo tengo nada claro", concluye.

"Los exámenes eran asequibles pero también cuenta la renta, por lo que al final son muchos filtros que pasar

EE.UU. Eva Willmott Pérez estudia en el instituto Río Cabe monfortino y estaba esperando una oportunidad como la de la Fundación Amancio Ortega para salir a estudiar al extranjero. "Soy una apasionada de viajar y de conocer nuevas culturas, así que mi plan es aprovechar cuantas becas pueda para ello", afirma.

Fue su padre el que le habló de la convocatoria, que vio en el periódico. "Creo que se lo pensó dos veces antes de decírmelo porque sabía que me apuntaría de cabeza y, aunque me apoya, también le duele que me vaya diez meses", explica la joven.

El sorteo de destinos fue aleatorio y a Eva le tocó Estados Unidos. Está convencida de que la experiencia será increíble y lamenta que otras compañeras que también se presentaron no fuesen seleccionadas. "Los exámenes eran asequibles pero también cuenta la renta, por lo que al final son muchos filtros que pasar", razona.

Tres alumnos de la Ribeira Sacra logran una beca Amancio Ortega
Comentarios