Domingo. 19.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 19.05.2019
El tiempo

Alerta en Chantada por destrozos y robos en varios establecimientos

Los ladrones rompieron el cristal de la puerta para acceder a una correduría de seguros de Chantada. EP
Los ladrones rompieron el cristal de la puerta para acceder a una correduría de seguros de Chantada. EP

Los ladrones trataron de acceder dos veces en 24 horas al mismo bar, pero el rápido sistema de alarma les hizo huir sin llevarse nada

La conocida cafetería Mánix, ubicada en la céntrica Rúa Xoán XXIII de Chantada, sufrió dos intentos de robo en apenas 24 horas. El primero fue durante la madrugada del sábado al domingo. Los ladrones intentaron acceder al establecimiento a través de la entrada principal. Lograron romper el bombín de la cerradura de la puerta principal, pero ésta se atrancó y no pudieron meterse en el local.

Lo consiguieron en la madrugada siguiente, la del domingo al lunes. De nuevo, los ladrones provocaron daños en la cerradura y accedieron al interior del bar. Sin embargo, a los pocos segundos saltó la alarma y el robo se quedó en un mero intento, pues los intrusos no se llevaron nada. Lo único que hicieron fue cambiar de sitio un cubo con monedas de la máquina tragaperras. El sistema funcionó tan deprisa que obligó a los ladrones a marcharse del lugar de los hechos con las manos vacías.

Donde sí robaron fue en la farmacia de A Barrela (Carballedo). El modo de actuación fue el mismo que en Chantada. Después de romper el bombín de la puerta principal entraron en el establecimiento. Uno de los propietarios de la farmacia señaló que los daños materiales no fueron demasiado cuantiosos y que solo notó la pérdida de una cantidad de dinero en efectivo que rondaba entre 800 y 900 euros en efectivo.

La farmacia de A Barrela sufrió un robo de entre 800 y 900 euros, pero los ladrones no sustrajeron ningún medicamento

Lo que más se teme siempre que hay un intento de robo en una farmacia es que los ladrones sustraigan fármacos para venderlos luego en el mercado negro. El dueño de la farmacia no detectó la ausencia de ningún medicamento y tampoco notó anomalías en el sistema informático. "Dentro do malo foi pouca cousa", indicó el alcalde de Carballedo, Julio Yebra.

MUY CERCA. La cafetería Mánix y la farmacia de A Barrela fueron dos de los negocios que este fin de semana sufrieron robos o intentos en la comarca. En Chantada, a pocos metros del establecimiento hostelero, los ladrones rompieron el cristal de la puerta de una correduría de seguros.

Una de las responsables del negocio relató que una vez dentro revolvieron y cambiaron de sitio varios documentos, pero los ladrones no encontraron dinero y no se llevaron nada. También dejaron intactos los ordenadores. El mayor daño fue el destrozo del cristal. La dirección del negocio lo sustituyó a las pocas horas por una tabla de madera.

Entraron en una gasolinera
Según pudo saber este diario, en la estación de servicio de Gustei —en el ayuntamiento ourensano de Coles— hubo otro intento de robo. Como en la farmacia de A Barrela y los dos negocios de Chantada, también fue de madrugada. 

Por la cercanía de los hechos, pues Coles se encuentra a pocos kilómetros de A Barrela, se cree que los autores de estos actos pudieron ser los mismos. La Guardia Civil ya les sigue la pista.

 

Alerta en Chantada por destrozos y robos en varios establecimientos
Comentarios