miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Un acusado de estafa en Carballedo declara que conocía los "riesgos"

Cartel en una protesta de afectados por la venta de preferentes. ARCHIVO
Cartel en una protesta de afectados por la venta de preferentes. ARCHIVO
Se trata del director de una sucursal de Caixa Galicia

La Fiscalía mantiene la petición de cinco años de prisión por falsedad documental y estafa al director y a la subdirectora de una sucursal de Caixa Galicia en A Barrela, en Carballedo acusados de vender preferentes a una clienta de 77 años en 2009. En el juicio el procesado ha declarado que la septuagenaria conocía los "riesgos" de ese producto. 

El juicio ha arrancado este martes en la Sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo donde se juzga si los procesados, para los que su defensa pide la libre absolución y en una vista en la que no hay acusación particular, configuraron un contrato de emisión de preferentes por valor de 110.000 euros en el que reflejaban que la víctima, viuda de un ex trabajador de esa entidad bancaria, conocía los riesgos de la operación. 

La Fiscalía mantiene que simularon la intervención de la perjudicada en el contrato, en el que figuran cuatro firmas que imitaban la suya, y, por ello, solicita cinco años de prisión y la inhabilitación para el ejercicio de profesión relacionada con la comercialización de productos financieros o bancarios durante el tiempo de la condena. 

En el escrito de la acusación pública se hace hincapié que, en el transcurso de esa relación profesional, los acusados gestionaron la adquisición por parte de la mujer de una serie de productos financieros, tales como fondos de inversión o de bolsa y, "como fruto de tales gestiones", se ganaron su confianza, la de la víctima que en 2009 tenía 77 años y "carecía de conocimientos específicos sobre la materia". 

En la vista oral, el que fuera en aquel año director de la sucursal de A Barrela ha precisado que "en esa época (2009) había un protocolo de comercialización del producto" y que la mujer era conocedora de los "riesgos". 

Además, ha puesto de manifiesto que "no" se le insistió para venderle esas preferentes, al tiempo que se le explicaba el producto "para que ella finalmente decida", ha comentado el procesado.

LIBRE ABSOLUCIÓN. Antes del juicio el abogado de ambos procesados, Julio Lois, ha defendido que iba a pedir la libre absolución "con todos los pronunciamientos favorables". "Porque para nosotros resulta evidente que el tema de las preferentes nunca debe constituirse como un delito de estafa", ha apostillado. 

"Era un producto bancario que había en ese momento, este se contrata en 2009 cuando no se conocía apenas nada de preferentes y efectivamente luego supimos que las preferentes eran un producto no adecuado para la mayoría de la gente que las adquirió, pero estamos ante un tema meramente civil", ha esgrimido. 

Lois ha apelado a que la afectada finalmente "cobró todo lo que se le debía y no se le adeuda cantidad alguna, de hecho se ha retirado la acusación particular", ha matizado. 

Con todo, ha rechazado que sus clientes fueran "forzados" por Caixa Galicia a vender dicho producto y ha señalado que "ellos ni cobraron incentivos, ni tenían una comisión, ni tenían unos objetivos en cuanto a preferentes". "Lo único que se hacía era como un producto más, entonces lo que a mí me transmiten mis clientes es que la entidad bancaria nunca dijo que había que tener preferencia porque se suscribieran las preferentes para presionar a la gente", ha concluido este letrado lucense. 

Un acusado de estafa en Carballedo declara que conocía los "riesgos"
Comentarios