viernes. 10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo

El acusado de abusar sexualmente una vez de sus hijos en Chantada lo niega

Juzgados de Lugo. ARCHIVO
Juzgados de Lugo. ARCHIVO
En la vista oral se proyectó un vídeo en el que los dos menores confirmaban los hechos ante el equipo psicológico y los achacaban a que su padre "se emborrachó". El fiscal pide 9 años de cárcel

El hombre acusado de abusar sexualmente de sus dos hijos, menores de edad, negó el martes los hechos en el juicio y aseguró que jamás mantuvo esa conducta con los pequeños. El fiscal lo acusa además de golpear a su hijo mayor, pero el hombre también negó cualquier tipo de agresión física. "Los podía castigar o mandar a la habitación por las malas notas, ya que, como padre, quieres que avancen en los estudios, pero nunca les pegué. Teníamos muy buena relación", dijo.

Según quedó recogido el escrito de acusación de la Fiscalía, el supuesto abuso sexual se produjo en el primer semestre de 2018, cuando los menores se encontraban pasando un fin de semana en casa de su padre, en Chantada, después de que los progenitores se divorciaran. La acusación pública sostiene que el acusado les realizó tocamientos cuando dormían en su misma cama, "aprovechando la relación de parentesco e inspirado por un ánimo libidinoso".

Igualmente, considera probado que, antes de la disolución del matrimonio, el acusado agredió violentamente a su hijo mayor en el domicilio familiar, "al que le propinó numerosas patadas y bofetadas". Además, mantiene que "lo agarró por el cuello y lo lanzó violentamente contra la pared o contra el suelo".

En el transcurso de la vista oral -celebrada en la Audiencia Provincial de Lugo- también se visionaron las declaraciones que realizaron los menores ante el equipo psicológico. El abogado de la defensa solicitó inicialmente la suspensión de la vista para que los dos niños prestaran declaración de forma presencial, pero el presidente del tribunal lo estimó "improcedente", ya que sería una forma de "revictimizar" a los pequeños, por lo que consideró suficiente el visionado del video.

En esas grabaciones, los dos niños confirmaron los hechos relatados por el ministerio fiscal, aunque lo contaron como un hecho aislado y achacaron el comportamiento de su progenitor a que "se emborrachaba".

CONDENA. Por estos hechos, el ministerio fiscal acusó al hombre en su escrito de conclusiones provisionales de dos delitos contra la libertad sexual por abuso a menor de dieciséis años –en su modalidad agravada, "por haberse valido el acusado de su relación de parentesco"– y de un delito de maltrato físico habitual en el ámbito de la violencia doméstica, también agravada por haberse producido en el domicilio familiar.

Por el delito de abuso sexual a su hija, el ministerio fiscal solicita una condena de cuatro años y un día de prisión, la misma pena que solicita por abusar sexualmente de su hijo. Además, por el delito de maltrato físico al niño, la acusación pública pide 21 meses y un día de cárcel. En total, afronta 9 años y 9 meses de prisión.

Además de estas penas, la Fiscalía solicita que el hombre no pueda acercarse a su hijo durante ocho años y a su hija durante cinco, y pide que, cumplida la pena de cárcel, se le imponga una medida de 10 años de libertad vigilada. En concepto de responsabilidad civil, el acusado se enfrenta a una indemnización de 2.000 euros a cada hijo por daños morales. El juicio continúa el jueves.

El acusado de abusar sexualmente una vez de sus hijos en Chantada...