viernes. 25.06.2021 |
El tiempo
viernes. 25.06.2021
El tiempo

El soberés acusado de herir a su pareja alega en el juicio que la escopeta "se disparó sola"

El vecino de Sober que disparó a su pareja. VICTORIA RODRÍGUEZ
El vecino de Sober que disparó a su pareja. VICTORIA RODRÍGUEZ

Tras el disparo, el hombre le taponó la herida y llamó a Emergencias, salvando así la vida de la mujer. Ya la indemnizó y le cedió la propiedad de su casa y el 40% de su pensión de forma vitalicia, por lo que le bajaron la pena a dos años de cárcel

"No tenía la intención de dispararle. No sé por qué cogí la escopeta, pero pensé que no estaba cargada y se disparó sola". Estas fueron prácticamente las únicas declaraciones que realizó este martes en la Audiencia Provincial de Lugo el soberés acusado de disparar a su pareja en el abdomen y herirla de gravedad.

El hombre, R.R.D.R., explicó que en cuanto se dio cuenta de lo que había ocurrido corrió al baño para coger una toalla y taponarle la herida a la víctima. Además, llamó rápidamente a Emergencias, una actuación que -según reconocieron las partes- evitó la muerte de la mujer. La víctima tuvo que ser trasladada en un helicóptero del 112 al hospital Cristal Piñor de Ourense, donde fue intervenida de urgencia.

Los hechos sucedieron hace ya seis años, sobre las cinco de la tarde del 14 de febrero de 2013, cuando la pareja se encontraba en el domicilio que compartían, un chalé situado en la localidad de A Carqueixa, en la parroquia soberesa de Proendos.

Estas dos circunstancias -que el acusado socorriera a la víctima y que el juicio tardara más de cinco años en celebrarse- llevaron al ministerio público a modificar su calificación inicial de los hechos como delito de asesinato en grado de tentativa.

La Fiscalía reconoció que concurría en este caso la figura del desestimiento activo prevista en el artículo 16.2 del Código Penal, que dispone que "quedará exento de responsabilidad penal por el delito intentado quien evite voluntariamente su consumación, bien desistiendo de la ejecución iniciada, bien impidiendo la producción del resultado, sin perjuicio de la responsabilidad en que hubiese podido incurrir por los actos ejecutados, si fuesen constitutivos de otro delito".

De este modo, el hombre fue acusado finalmente de un delito de lesiones imprudentes, por el que se enfrentaba a una condena de cinco años de prisión. Sin embargo, el ministerio público también le reconoció la atenuante de dilaciones indebidas y rebajó su petición a dos años de cárcel, menos de la mitad.

El acusado -que pasó 19 meses en prisión provisional tras su arresto- reconoció que fue el autor del disparo y aceptó la condena. Con estas modificaciones, el hombre no tendrá que regresar a prisión.

INDEMNIZACIÓN. Tal y como señaló este martes el abogado de la defensa, César Lodos, el acusado tuvo en todo momento la intención de reparar el daño que le ocasionó a su pareja, con la que llevaba conviviendo más de diez años.

"Fue un desgraciado accidente, pero entendemos que es de justicia reparar el daño. Salió de él mismo cederle la propiedad de la vivienda que compartían y también el 40 por ciento de su pensión de forma vitalicia, ya que entiende que, por muy accidente que fuera, hay unas lesiones y unos daños que es necesario subsanar".

Añadió que el arma era una escopeta "que prácticamente era de adorno. No se usaba y nadie podía sospechar que estuviera cargada", dijo. Además del chalé y de una cantidad mensual de la pensión que recibe, el acusado también indemnizó a la mujer con 10.000 euros.

Por su parte, la abogada de la acusación particular, Pilar Baños, considera que, cuando sucedieron los hechos, "sí que hubo intención de dañar", pero reconoce que, tras el disparo, "el acusado acudió inmediatamente en auxilio de la víctima, que es lo que evitó el fallecimiento inmediato de la mujer".

Por este motivo, y porque el acusado resarció el daño tras el incidente, la letrada que representaba a la víctima se sumó a la rebaja de pena planteada por la Fiscalía de Lugo.

ALEJAMIENTO. Además de la condena de dos años de prisión, el acusado aceptó cuatro años de alejamiento de la víctima. El hombre, de 70 años de edad, no quiso ejercer su derecho a la última palabra y su letrado insistió en que "nunca tuvo la intención" de disparar a su compañera sentimental, y mucho menos de terminar con su vida.

El letrado reconoció que la pareja discutió ese día y que el acusado cogió el arma -una escopeta de caza para matar jabalíes que tenía legalizada- sin ninguna justificación, "pero a veces se hacen tonterías y a veces jugando pasan estas cosas", concluyó.

La Audiencia Provincial de Lugo también condenó al hombre a la pérdida de vigencia para la tenencia y uso de armas.

Graves heridas en tórax y abdomen
Pese a todo, las lesiones de la mujer le afectaron al tórax y el abdomen. Tuvo rotura de la pared torácica con neumotórax, fracturas costales, desgarro diafragmático, perforación de colón y otras lesiones. Para su curación tuvo que someterse a varias intervenciones quirúrgicas, rehabilitación y tratamiento psicológico. En su recuperación precisó 685 días impeditivos de los que 120 estuvo hospitalizada. Derivado del proceso le quedaron varias secuelas. Los costes de su asistencia sanitaria ascienden a 90.718 euros, que también reclama el ministerio fiscal al acusado.

El hombre, que fue enviado a prisión provisional, acabó obteniendo la libertad sin fianza en 2014. El acusado cedió además la propiedad de la vivienda de A Carqueixa a la víctima y le ofreció una retención de su pensión del 40% cuya cuantía asciende a 820 euros.

 

No entrará en prisión
El abogado de la defensa, César Lodos, precisó a Efe que el acusado ya cumplió 19 meses de reclusión después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Monforte de Lemos decretase prisión provisional, comunicada y sin fianza, el 15 de febrero de 2013.

En todo caso, Lodos precisó que, a raíz de la pena impuesta, el acusado ahora ya no tendría que entrar en la cárcel.

A su juicio, ha quedado "probado" que todo lo sucedido fue la consecuencia de un "desgraciado accidente", en el que también murió una pequeña perra que resultó herida al interponerse en la trayectoria del proyectil.

El soberés acusado de herir a su pareja alega en el juicio que la...