lunes. 18.01.2021 |
El tiempo
lunes. 18.01.2021
El tiempo

Unos 600 kilos de uva y 25 cajas, saldo de la primera vendimia de la comarca

Un grupo de personas transportando las uvas. MIGUEL PIÑEIRO
Un grupo de personas transportando las uvas. MIGUEL PIÑEIRO
Adega Damm, ubicada a orillas del Sil en Amandi, estrenó la temporada con blanco godello

La primera vendimia de la temporada en la Ribeira Sacra hizo honor a la viticultura heroica. Es difícil hallar un lugar más complicado para llevar a cabo los trabajos. A orillas del río Sil y en una zona a la que solo es posible acceder en un coche todoterreno o caminando, Adega Damm cortó los primeros racimos de uva de este año.

Se trata de una bodega ubicada en Amandi (Sober) propiedad de Martin Damm, un importador de vinos danés que ha comprado varios viñedos en diferentes partes de la comarca. Sin embargo, los trabajos se desarrollaron este miércoles en una parcela que pertenece a Jorge Carnero, dueño de Viña Cazoga.

El primer día de vendimia se saldó con unos 600 kilos de uvas colocadas en 25 cajas. Todas ellas de la variedad blanco godello. En las próximas semanas comenzarán las labores con el resto de las modalides que pueden darse en este punto de la Ribeira Sacra.

Damm y Carnero coinciden al señalar la ubicación de la finca como la responsable de que la fruta esté a finales de agosto lo suficientemente madura como para recolectarla. "Casi todo lo que hay alrededor de este viñedo es piedra y mineral. Eso y la cercanía del río han permitido una maduración muy temprana", explican.

Martin Damm, como todos los viticultores de la Ribeira Sacra, no oculta su preocupación por las condiciones atmosféricas. El año pasado, el granizo se llevó por delante toda la producción de este viñedo, que todavía se resiente. "Solo podremos recoger un 60% de lo que esta finca puede dar, pues muchas plantas están todavía afectadas", indicó el danés.

Fueron un total de seis las personas, incluidos Dann y Carnero, que trabajaron este miércoles a orillas del Sil. Ellos vendimiaban y cargaban con las cajas mientras el catamarán turístico surcaba al fondo las aguas del río.

EN DETALLE. Martin Damm, que en su Dinamarca natal era un experto en vinos españoles, se fijó en la comarca por sus particularidades. Como tantos otros importadores extranjeros, valora sobre todo el terruño, más conocido como 'terroir', que tienen los vinos elaborados en la Ribeira Sacra, cuyo sabor exalta las características de su orografía y clima.

El propietario de Adega Damm prevé recolectar este año unos 8.000 kilos de uva entre todos los viñedos que trabaja. Esta cantidad contribuiría a los siete millones que espera superar el consejo regulador, optimista por las buenas condiciones atmosféricas que se han dado y la ausencia de hongos o plagas. El pronóstico es muy halagüeño y, en caso de cumplirse, supondría la mejor producción desde que se empezó con los registros allá por 1996. La más elevada hasta la fecha es la de 2011, que ya entonces rondó los siete millones de kilos de uva.

ENTRE PAÍSES. Martin Damm vive a caballo entre Dinamarca y Galicia, pero el vino le obliga a desplazarse también a otros lugares como Francia. El propietario de Adega Damm dice coger al año unos 30 aviones.

Cuando no está en Sober, son los vecinos quienes le ayudan a mantener sus viñedos en buen estado. Damm dispone de plantaciones en distintos lugares de Sober, además de Amandi también tiene viñedos en Doade, y cree que la comarca es una de las zonas con más potencial de España.

Unos 600 kilos de uva y 25 cajas, saldo de la primera vendimia de...
Comentarios