sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Los dos acusados niegan que hubiesen importado coca en piedras de granito

Los dos acusados de introducir cocaína en piedras de granito, juzgados en Pontevedra
Los dos acusados de introducir cocaína en piedras de granito, juzgados en Pontevedra
La Fiscalía solicita 13 años para uno de ellos, que es reincidente, y 10 para el otro en el juicio que se celebra en Pontevedra

Los dos hombres acusados de importar droga desde Chile oculta en piedra, para distribuirla posteriormente en España, han negado este martes tener relación alguna con la cocaína intervenida por las autoridades chilenas, según han manifestado en el juicio celebrado en la Audiencia de Pontevedra.

Fernando G.M., para el que Fiscalía solicita trece años de prisión, ha explicado a preguntas del fiscal que él no tenía relación con la sociedad que, según el ministerio público, crearon ambos acusados para importar la droga oculta en bloques de piedra y granito desde Latinoamérica. "Yo no tengo nada ver con la empresa, la montó Esteban solo", afirmó en referencia al otro acusado, a quien sí reconoció que le presentó a su gestor de confianza para que le ayudara con los trámites y que le acompañó hasta Almería para formalizar el alquiler de la nave en la que, según la acusación, iban a ocultar la droga.

En todo caso, ha manifestado que solo le acompañó a ver las instalaciones "porque me lo pidió", pero ha reiterado que no conocía los supuestos negocios ilícitos de su amigo. 

Esteban G.A., por su parte, ha ratificado que el otro acusado "no tiene nada que ver con mi empresa", pero ha desvinculado su actividad del tráfico de drogas, ya que creó su compañía, según ha testificado, para exportar piedra "y no para importar nada".

Para él, la Fiscalía solicita diez años de prisión por un delito de tráfico de drogas, pero ha insistido en que sus actividades no están relacionadas con el narcotráfico y que rompió el contrato de alquiler de la nave "porque no podía pagarla" y no porque estuviera siendo investigado.

El fiscal ha reiterado que ambos acordaron introducir droga en España camuflándola entre placas de piedra y granito empleado en la construcción, que eran legalmente importadas y llegaban desde Sudamérica por vía marítima.

La operación no fraguó porque las autoridades aduaneras chilenas inspeccionaron el contenedor que esperaban los dos acusados, encontrando en el interior de cuatro rocas de granito noventa paquetes con cocaína de un kilo cada uno y que, en el mercado, habría alcanzado un valor superior a los cuatro millones de euros.

Los dos acusados niegan que hubiesen importado coca en piedras de...
Comentarios