Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Intenta suicidarse en el juzgado tras admitir que quiso matar a su exnovia

El joven se infligió un corte en el cuello y en un dedo con una cuchilla de afeitar que llevaba oculta entre sus ropas. Antes, el acusado había pedido perdón a la afectada entre sollozos

Paulo Jorge Fernandes, un súbdito portugués vecino de O Porriño, se autolesionó en la sala de vistas tras reconocer ante el tribunal de la Sección Cuarta que había organizado el asesinato de su expareja, con la que había terminado la relación unos meses antes.

El joven se infligió un corte en el cuello y en un dedo con una cuchilla de afeitar que llevaba oculta entre sus ropas, pero la inmediata intervención de los agentes de la Policía Nacional impidió que pudiera consumar su objetivo. Acto seguido se desmayó en sala y fue necesaria la asistencia de efectivos del 061.

Antes de autolesionarse el acusado dijo, entre sollozos, que "lo siento mucho y pido perdón a la supuesta víctima".

Es la primera vez que se produce un intento de suicidio en el interior de la Audiencia Provincial de Pontevedra, si bien sí que se habían vivido en otras ocasiones diversos intentos de agresión a acusados y testigos.

Paulo Jorge Fernandes reconoció que en diciembre de 2014 intentó asesinar a su ex pareja, después de que ésta hubiese puesto fin a la relación unos días antes. Para ello compró una escopeta y la esperó en el portal de su casa, tras dejar una nota a su madre alertándola de que una vez consumado el asesinato se suicidaría.

La progenitora avisó a la víctima de las intenciones de su hijo, lo que posibilitó que la Policía Nacional abortase el intento de homicidio Paulo Jorge Fernandes, para quien la Fiscalía solicitaba una condena global de 19 años, se conformó con 10 años de cárcel.

Intenta suicidarse en el juzgado tras admitir que quiso matar a su...
Comentarios