Viveiro reclama en el juzgado 1,3 millones por los gastos de O Celeiriño

Las demandas más elevadas son por la adquisición de siete viviendas y el pago de alquileres a los vecinos desalojados del barrio celeirense
Demolición de casas en O Celeiriño.
photo_camera Demolición de casas en O Celeiriño.

El juzgado de primera instancia número 1 de Viveiro acoge hoy el juicio de la reclamación del Concello por daños y perjuicios en bienes y servicios públicos a consecuencia del derrumbe del barrio de O Celeiriño, hace nueve años, tras el inicio de las obras de construcción de un edificio. La demanda presentada por los abogados del Ayuntamiento en septiembre de 2012 fijaba la reclamación en 1.318.073,85 euros.

El juicio arranca a las nueve y se prevé largo por la cantidad de partes demandadas y de testigos. El Concello dirige la demanda hacia la promotora y titular de la licencia Inmo Xerión, la constructora Hermanos Pigueiras, la subcontrata Euromontaxe, el arquitecto director de la obra Javier Nogueiras, los arquitectos técnicos José Manuel Quintiá y María Cruz Otero y la aseguradora Asefa.

El Concello reclama los gastos que asumió tras el desplome del barrio e incluye los 873.216 euros que aportó el Instituto Galego de Vivenda e Solo para la adquisición de siete viviendas de sustitución para otras tantas familias residentes en las calles Amargura, Golondrina y Atalaya. La reclamación presentada en 2012 también contempla los gastos de realojamiento de los vecinos afectados, por los que pagó 147.913 euros de 2008 a 2011, una cifra que rondaría los 200.000 euros hasta 2013, año en que el Concello dejó de abonar los alquileres. Las facturas de alojamiento y manutención de los vecinos durante los primeros días en hoteles locales superan los 7.000 euros y también se incluiría el coste de las obras de estanqueidad de la zona valoradas en 60.475 euros y la actuación de 119.500 euros para rehabilitar calles.

Inicialmente el Concello estimaba la reclamación en más de dos millones de euros.

Comentarios