Viveiro es el concello donde más nidos de avispa velutina se detectan

Los datos de Medio Rural de julio dicen que hasta el momento en la comarca se han localizado pocos avisperos del insecto invasor ► El retraso en el ciclo vital de la especie asiática y las trampas usadas para capturar reinas son algunas de las causas que se barajan
Un integrante de Protección Civil destruye un nido de velutina, en Xove
photo_camera Un integrante de Protección Civil destruye un nido de velutina, en Xove

La presencia de avispa velutina (vespa velutina) en la comarca durante este verano está siendo más bien escasa con muchos menos nidos controlados y retirados que el año pasado. Entonces este insecto proliferó por todos lo concellos mariñanos llegando a ser una preocupación para los apicultures e incluso para los habitantes de las zonas frecuentadas por esta avispas y en las que instalaron sus nidos. Los datos que va ofreciendo periódicamente la Consellería do Medio Rural sobre la detección de nidos de velutinas, indican que a 17 de este mes de julio solamente en el municipio de Viveiro se habían detectado una cantidad de nidos considerable, con más de 26 localizaciones. En el lado contrario se encontraban Burela y Riotorto con un solo nido localizado o cuantificado por Medio Rural.

En el resto de concellos hay casi igualdad entre los que la consellería incluye en el abanico de 2 y 5 nidos y los de 5 a 25 colmenas localizadas. En la primera clasificación entrarían los municipios de Cervo, Barreiros, Ribadeo, Ourol, Alfoz y Lourenzá, mientras que concellos con más de cinco localizaciones son O Vicedo, Xove, Foz, Trabada, A Pontenova, O Valadouro y Mondoñedo. Cervo es uno de los municipios donde el año pasado se retiró un importante número de nidos y este año no han llegado ni a cinco. "Llevamos retirados 3 o 4 nidos, más bien pequeños primarios, cuando el año pasado las llamadas que alertaban sobre la presencia de nidos eran continuas ya por estas fechas", indican desde el GES local. Sin embargo, se mantiene en alerta "porque en cualquier momento pueden volver a proliferar estos nidos", dicen.

Viveiro es el municipio con más nidos detectados hasta la fecha. Desde Protección Civil su responsable, Manolo Expósito, indica que han retirado sobre 30 nidos, pero la mayoría primarios, "pequeños y fáciles de retirar". Expósito comenta que este año las velutinas "vienen con retraso, ya que el año pasado durante los meses de junio y julio ya habíamos retirado un número muy importante de nidos primarios", puntualiza. El responsable de Protección Civil de Viveiro indica que el año pasado el ciclo de la avispa duró hasta prácticamente el mes de noviembre, "retiramos nidos hasta noviembre por eso es posible que las avispas muestren cierto retraso" en su ciclo vital. Otro de los factores que han podido influir en la menor presencia de velutianas es la instalación de trampas al comienzo de la primavera, que han dado un buen resultado capturado un importante número de reinas, los que ha impedido la creación de nuevas colmenas: "Recomiendo siempre realizar una labor preventiva colocando las trampas antes de que las avispas aparezacan".

BALANCE 2015. Los datos de Medio Rural apuntan que el año pasado concluyó con ocho concellos mariñanos en los que se localizaron más de 100 nidos de avispa velutina, fueron los de O Vicedo, Viveiro, Xove, Ourol, Cervo, Foz, O Valadouro y Mondoñedo. En el intervalo de entre 26 y 100 nidos localizados se encontraron los municipios de Burela, Barreiros, Ribadeo, Lourenzá, Trabada y Alfoz. Finalmente en Riotorto y A Pontenova los nidos localizados estuvieron entre 6 y 25.

CICLO BIOLÓGICO. Según el ciclo biológico de la avispa velutina a estas alturas del año se deberían haber localizados más nidos primarios. Estas son colmenas más pequeñas y las construyen, entre abril y mayo, las avispas reinas que han sobrevivido al invierno escondidas en troncos en el suelo o entre piedras. Con estos nidos comienza un nuevo ciclo para la velutina, de ahí la importancia de capturar a la reina cuando se encuentras fuera de ellos.

Un vez construidos los nidos primarios la reina pone en ellos sus huevos de donde en mes y media saldrán las avispas hembras (obreras) que se trasladan a un nuevo nido (secundario), más grande y que se instala en zonas generalmente más altas, por lo que son más difíciles de localizar y también de eliminar.

Estos nidos secundarios albergarán a la reina y a sus las larvas que serán alimentadas por las obreras lo que estimulará la puesta de huevos y provocará un crecimiento de la colmena de modo exponencial alcanzando durante el otoño su mayor volumen. Es entonces cuando nacen machos y hembras sexuados que darán lugar a las futuras reinas del ciclo siguiente. Llegado el invierno las obreras y la reina inicial mueren, quedando la colmena abandonada y ya no se volverá a utilizar .

Comentarios