martes. 20.10.2020 |
El tiempo
martes. 20.10.2020
El tiempo

Viveiro dice adiós a cinco días de desenfreno

Asistentes a la sesión vermú
Asistentes a la sesión vermú
La organización lamenta el bajo negocio que hicieron los puestos y las deficiencias en la comunicación telefónica

La Romaxe do Bo Xantar terminó este martes tras cinco días de fiesta, comilonas y diversión en los que miles de personas convivieron o se pasaron por el entorno de O Naseiro. La verbena con las orquestas Salsarena y Españoles puso el broche final a una cita que disfrutó de "un tempo formidable" y que mantuvo el tirón en cuanto a asistencia, según indica Luis Bernárdez desde la comisión.

Puntualiza sin embargo que el domingo "foi algo baixo por outros acontecementos na zona que tamén tiñan xente, pois O Naseiro non é unha festa só de San Pedro de Viveiro, é da Mariña enteira", comenta el organizador, quien destaca el buen ánimo de los asistentes que hicieron que se alargasen las verbenas y las sesiones vermú, así como la alta participación en el descenso humorístico del Landro, con unas 80 personas disfrazadas en las aguas.


El organizador cree que la fiesta tiene mucho futuro si se solventan tres hándicaps, entre los que cita como el más grave el presupuestario


Luis Bernárdez resalta por otro lado la ausencia de incidentes graves gracias a la coordinación entre la comisión, las policías, Protección Civil y la Cruz Roja. "Entre todos conseguimos que esto vaia ben, que é o fundamental de Naseiro", dice el organizador, quien añade que el servicio de autobuses las 24 horas entre la fiesta y Viveiro "evita accidentes de tráfico". La Policía Nacional solo tuvo constancia del robo de un móvil y de una cartera, además de una riña sin lesiones entre dos jóvenes que no habían presentado denuncia. La comisión también tiene constancia de algunos hurtos en casetas.

El organizador cree que la fiesta tiene mucho futuro si se solventan tres hándicaps. Cita como el más grave el presupuestario: "Naseiro é inviable economicamente agora mesmo", afirma, ya que este año los ingresos se reducen en unos 14.000 euros con respecto al año pasado y hubo puestos que abandonaron. "Os negocios non funcionaron porque a maioría da xente non consome neles, marcharon seis que non tiñan diñeiro para pagar o posto, co cal imos ter uns ingresos inferiores", lamenta el organizador, que espera que este episodio "fose un lapsus dun ano e a economía poida mellorar".

En segundo lugar cita la saturación de las comunicaciones que hace que los móviles apenas funcionen. "Se unha persoa sofre un accidente temos que ir correndo ao posto da Cruz Vermella porque non podemos avisar por teléfono", cita como ejemplo. Todos los años gestionan la instalación de una antena de telefonía portátil, pero "as empresas din que non lles é rendible".

Finalmente Luis Bernárdez cree que los asistentes deberían estar más concienciados con la limpieza del entorno. "Ao mellor atopas quince contedores baleiros e o campo está cheo de botellas tiradas", dice, lo que los obliga a "rastrillalo todo para evitar accidentes pola mañá cedo e despois da sesión vermú".

Los romeros comenzarán este miércoles con la retirada de los enseres y casetas. Augas de Galicia estableció un plazo de cinco días desde la finalización de la fiesta para que el paraje de O Naseiro recupere su estado habitual.

Viveiro dice adiós a cinco días de desenfreno
Comentarios