Viveiro dará licencia a Vestas para la ampliación de la factoría de Chavín

Los portavoces de los partidos con representación en la corporación de Viveiro acordaron este miércoles en pleno extraordinario requerir a la junta de gobierno, en manos del Partido Socialista, para que conceda licencia a la firma danesa Vestas Nacelles Spain S.A.U. para la ampliación de la factoría que tiene en Chavín, previo informe de la Comisión de Urbanismo de la Xunta.

La autorización, que se aprobó por unanimidad, hizo que el alcalde, Melchor Roel, subrayase que los grupos demuestran que "están a la altura de las circunstancias" cuando es necesario. El pleno, que se zanjó en apenas cinco minutos tras aprobar la urgencia del punto, es el paso previo a que el permiso pase a la comisión informativa de Obras y que se incluya en la junta de gobierno de este jueves para su ratificación.

La solicitud, planteada hace un año por la empresa, se debe a que la misma "carece de instalaciones suficientes para atender su producción". Por ello, el acuerdo recoge que si no obtuviese el permiso, "se vería en la ineludible necesidad de buscar emplazamiento en otra localidad". La premura en aprobar la licencia es asimismo porque la adecuación de las instalaciones que la empresa tiene en Viveiro debe estar finalizada antes del mes de marzo del próximo año 2010, fecha en que pondrá en marcha su nueva producción.

La moción recalca que el mantenimiento de las instalaciones de Vestas en el municipio "resulta de extrema importancia, atendiendo al número de trabajadores empleados y al volumen de producción" que tiene la empresa.

La delegación de Lugo de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas e Vivenda del anterior Gobierno de la Xunta autorizó el 4 de junio de 1999 el emplazamiento y el uso industrial del suelo que ocupa la factoría, razón por la cual, la corporación vivariense entiende que la ubicación reúne los requisitos.

El proyecto de ampliación supondrá una inversión de diez millones de euros, cantidad que se repartirá entre la adquisición de la maquinaria, por un importe de 5,7 millones, y la propia obra civil, que se ejecutará por valor de 3,6 millones. En cuanto al reparto de tareas, el 85 por ciento del personal se dedicará a labores de la cadena de producción, mientras que el otro 15 por ciento trabajará en actividades complementarias.

Comentarios