Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Visión periférica

Un ojo avizor. ep
Un ojo avizor. ep

NUESTROS OJOS  están diseñados para enfocar y ver con nitidez el mundo que se presenta justo enfrente, pero lo que acontece alrededor, a izquierda y derecha del campo de visión central, lo percibimos borroso. Esta peculiaridad se conoce con el nombre de visión periférica, Según algunos estudios, y a pesar de esa deficiencia en cuanto a concreción de lo observado, tal visión nos resulta muy ventajosa, por lo que existen técnicas para mejorarla.

Quizá, al expresidente del Partido Popular de Monforte y exalcalde de la ciudad Nazario Pin Fernández no le habría venido nada mal ejercitar su visión periférica para darse cuenta de lo que le podría venir encima.

En los mentideros monfortinos se oye que no le ha sentado nada bien que su pupila Julia Rodríguez Barreira haya promovido una comisión municipal para investigar el grado de cumplimiento del contrato de abastecimiento de agua y saneamiento, pero también para llegar a saber si hubo y hay responsabilidades políticas por una dejadez en hacerle cumplir a la empresa concesionaria sus obligaciones y compromisos. Incluso, en los mentideros se escucha que Pin y sus correligionarios, que aún los tiene a pesar de llevar once años fuera de la primera línea política, llegaron a plantearse romper los carnés del partido.

Tenía que haberlo visto venir. Sí, Julia Rodríguez Barreira llegó a la política hace tan solo tres años arropada por Nazario Pin y los suyos, como por el presidente provincial popular, José Manuel Barreiro, y el bando que en aquel momento mandaba en el partido monfortino, con Dámaso López a la cabeza. Fue un momento de consenso entre los bandos populares, dejando atrás ocho años de divisiones en el grupo, que parece ahora vuelven a resurgir con ese monumental cabrero que sufre Nazario Pin desde que se enteró de que uno de los suyos ha promovido una comisión investigadora que seguro no lo dejará bien parado, pues fue él quien realizó la concesión del agua y el saneamiento a Aqualia y el que tuvo dos años, los dos primeros años del contrato, para que la empresa comenzase a cumplir con sus obligaciones en forma de inversiones prometidas como mejoras.

Si hubiese tenido una buena visión periférica, Pin se hubiese dado cuenta de que tres años es tiempo suficiente para aprender a volar y acompañarse de nuevos amigos y protectores. Todo apunta a que Julia Rodríguez Barreira no quiere saber nada del pasado, o más bien romper con él, ya que parece importarle poco si en el caso Aqualia sale mal parado Nazario Pin y algunos de sus estrechos colaboradores durante el mandato comprendido entre 1999 y 2003.

Julia Rodríguez ha crecido y se ha independizado de aquellos que pensaban y piensan que son una especie de oráculo y que el Partido Popular no puede crecer si ellos no están ahí, dando sus sabios consejos.

Con visión periférica habría entendido que la política es así, que deja cadáveres por el camino sin importar cuánto ha dado uno por el partido.

Ejemplos hay muchos. Miremos hacia la Diputación de Lugo durante la época de Cacharro Pardo o, sin tener que fijarnos en Lugo, echemos un ojo a casos acontecidos en Monforte, cuando el BNG tuvo sus largas convulsiones hasta que por fin Severino Rodríguez logró hacerse con el timón del partido y ser candidato a una alcaldía lograda gracias a esas carambolas que hay en la vida. Pero bueno, está última es otra historia que algún día podría ser objeto de análisis.

Volviendo al tema principal, al caso Aqualia, va a tener razón Severino Rodríguez cuando dijo que este asunto va a levantar ampollas. Ya lo ha hecho y ha sido incluso antes de que se pongan a trabajar los elegidos para integrar la comisión municipal de investigación.

Ahora solo queda esperar para focalizar y ver con nitidez a los culpables.

El 20% del gasto de personal va a parar a cuatro políticos

Los socialistas de O Saviñao, siempre que tienen ocasión, se echan las manos a la cabeza y el grito al cielo por los cuatro sueldos que cobran otros tantos miembros del equipo de gobierno municipal, en manos del PP y de Joaquín González González desde 1991.

Y es que, según el PSOE local, González, Juan Carlos Armesto, Mónica López y Beatriz Rois se llevan nada más y nada menos que el 20 por ciento del dinero del presupuesto municipal destinado al pago de los sueldos del personal. En euros contantes y sonantes son 120.000 de los 600.000 euros que hay cosignados en este capítulo.

A buen seguro que no son pocos los que coinciden con los socialistas en que un municipio como O Saviñao no debería permitirse el lujo de mantener cuatro dedicaciones exclusivas, máxime cuando en el capítulo de inversiones reales para este año solo figuran 63.000 euros de recursos propios, la mitad de lo que cobran estos cuatro ediles populares.

El puerto seco precisa de un gestor experimentado

José Luis Cachafeiro Vila, subdirector de coordinación de proyectos de mercancías de la Dirección de Servicios Logístico del Adif, acaba de llevarse el premio del primer certamen ‘Monforte ao ferrocarril’, organizado por la Asociación Monfortina de Amigos del Ferrocarril en colaboración con otras instituciones.

Cachafeiro, que fue secretario general de Transportes del Ministerio de Fomento y gran conocedor del mundo de la logística y de las mercancías, ha reclamado que, cuanto antes, se haga un acceso por carretera al puerto seco, pero aún más importante para él es contar con un gestor experimentado capaz de vender la plataforma monfortina.

Tal vez la Xunta de Galicia, encargada de que el puerto seco se convierta en motor económico de la Terra de Lemos, debería oír lo que dice una voz experimentada como la de José Luis Cachafeiro, tomar nota y ponerse manos a la obra para que este suelo empresarial a pie de vía no se vea invadido por las zarzas.

(Publicado en la edición impresa el 17 de mayo de 2014)

Visión periférica
Comentarios