jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Victoria múltiple

Fernández (izquierda), con el trofeo junto a Fojón
Fernández (izquierda), con el trofeo junto a Fojón
Antón Fojón y David Fernández celebran la victoria en la Copa Dacia del Nacional de rallyes ►El tiempo, el dinero y el sacrificio, enemigos tan peligrosos como los pilotos del campeonato

Campeones de España. La Copa Dacia Sandero viajó para Lugo gracias al buen hacer de Antón Fojón y David Fernández, que finiquitaron en La Nucía el trabajo que habían comenzado doce meses antes. Un ‘currazo’ de horas, dinero, sacrificios y esfuerzos que, como ellos mismos reconocen, hace que muchas veces pienses en tirar la toalla. Demasiadas. Una idea, por otra parte, que se termina desechando porque el gusano de la velocidad, cuando pica, sabe muy bien lo que se hace.

«Estamos muy contentos, sobre todo por el sacrificio. Es toda una temporada y la gente no valora todo el esfuerzo necesario para llegar hasta ahí. Se ve el resultado, pero poco más», explica Fojón.

«Son muchas cosas las que hay detrás de cada carrera, empezando por juntar el presupuesto, prepararte para competir... Y después dentro de cada carrera están los problemas mecánicos, saber cómo encontrar el ritmo, cuándo atacar, cuándo medirte... El mundo de los rallyes es muy complejo», añade Fernández.

La dupla lucense reconoce que el arranque de la temporada fue muy complicado desde el punto de vista económico: «Nos lanzamos con lo que tenía Antón en el bolsillo», cuenta el copiloto.

«Con nada», añade Fojón: «Con el apoyo de Robles, nuestro preparador, nos lanzamos a la primera carrera. Y al final los buenos resultados hicieron que llegaran otros apoyos que nos permitieron acabar la temporada», relatan los deportistas lucenses.

El piloto cuenta cómo la mayor parte de sus recursos están destinados a competir en el campeonato de España: «Estás gastando en torno a 2.000 o 2.500 euros por prueba. Hay meses que llegas a fin de mes, cobras mil euros y al día siguiente estás pagando el alquiler y te queda la cuenta a cero. David lo vivió conmigo y lo sabe. Se viven momentos tensos, no porque nos llevemos mal, sino por la situación económica. Ves que todo tu dinero va para los rallyes y piensas en tirar la toalla. Que todo lo que haces no te aporta nada. Pero hay algo que te empuja a seguir», reconoce Fojón.

Esas ganas de seguir adelante que empujan a Fernández y Fojón son las mismas que les llevan a ser ambiciosos de cara a la próxima temporada: «El proyecto lo tenemos claro. Siendo optimista, me gustaría salir en un R2. Creo que estamos en la condición física, mental y en el momento de subirnos a un R2. Si no llega, buscaremos otra opción. Pero con mi edad y por cómo estamos, creo que el salto adecuado sería ese».

Tres meses de compañía «Ríes, discutes, lloras». Piloto y copiloto comparten gran parte de su tiempo

Con un Clío a Madrid La dupla cerrará el Nacional en un Clío como premio a la victoria en la Copa Dacia

El problema, una vez más, el dinero: «El siguiente paso ya es mucho más caro. Si esta temporada nos valió 20.000, el siguiente paso serían ya 60.000 euros. Y el siguiente, 200.000», indica Fojón.

La victoria este año en la Copa Dacia Sandero, sin embargo, no garantiza la llegada de patrocinadores: «Si esto nos pasara hace 15 años tendríamos una buena oportunidad en un equipo oficial. Pero hoy en día no hay equipos ni nada. Queda Suzuki, algunos que están empezando, pero bueno. Antes, por ejemplo, Vallejo gana el Desafío y al año siguiente tenía oportunidad para correr en un coche mucho mejor, y eso le sirve para algo más grande. Ahora, por ganar la Copa, nos vamos a Madrid para correr en un Clío, sí, pero el año que viene si no conseguimos nada por nosotros mismos estamos en casa», cuenta el piloto.

Dedicatoria. El triunfo en la Copa Dacia tuvo un valor añadido: «El martes antes del Rallye de Ourense ingresaron a mi abuelo,y al día siguiente, mi madre me dijo que me fuera preparando porque cuando volviera, no iba a ser mi abuelo. La semana fue muy complicada, entrenando y volviendo a dormir a Lugo. Quería dedicarle la victoria y salimos muy bien, pero chocamos. Pero bueno, después te encabronas más, golpeas la mesa y sales a ganar todo. Y ganamos en Ferrol, el Princesa y en Llanes», narra Fojón.

Victoria múltiple
Comentarios