Vestas supedita al concurso eólico sumar 1.000 empleos en Viveiro y Marín

La multinacional danesa Vestas planea llevar a cabo un plan de expansión en sus centros gallegos de Viveiro y Marín que implicaría sumar 1.000 empleos directos, según informaron desde la firma a través de un comunicado en el que se supedita ese crecimiento a la consecución de un volumen de negocio de 1.200 megavatios en el concurso eólico gallego. Vestas es la primera firma de la provincia en términos de facturación y la segunda en términos de empleo.

Según reza el comunicado, este proyecto de futuro, para el que se prevé una inversión «de más de 90 millones de euros», incluye la ampliación e innovación de la fábrica vivariense de Chavín, la consolidación de una nueva plataforma exportadora en la localidad pontevedresa de Marín y la creación de nuevos centros logísticos, entre otras actuaciones.

Sobre estos planes de expansión, desde la compañía apuntan que su intención es trasladar a Galicia parte de su capacidad productiva del norte de Europa al cerrar varios centros productivos en Dinamarca y Suecia, con la eliminación de 3.000 empleos, por la baja demanda de esos países.

Esos cierres implicarán una «oportunidad histórica» para Galicia, dice el comunicado, en el que se asegura que este plan industrial favorecerá la creación de unos 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos y generará una riqueza de 200 millones anuales en la zona.

La firma estima que el crecimiento de su negocio en la comunidad sería superior al 50% en relación a su actividad actual. En la actualidad, Vestas da empleo a casi 600 personas en Galicia y genera 100 millones de euros anuales de riqueza en la zona, según resaltan desde la empresa como muestra de su compromiso con la comunidad.

Comentarios